El Ayuntamiento de Barcelona destinará 1,2 millones de euros en ayudas al fomento del comercio de proximidad durante este 2017, ha informado el consistorio en un comunicado este domingo. El consistorio ha centrado las subvenciones en cuatro ejes, de acuerdo con los representantes del comercio de proximidad. El importe más elevado se destinará a la dinamización del comercio y a su integración con el entorno, para promover la singularidad de cada área de la ciudad, la eficiencia de recursos y la promoción de nuevas tecnologías.

Los otros tres ejes consisten en promover acciones formativas para los comerciantes y empleados del sector, reforzar las estructuras asociativas comerciales e impulsar proyectos de mejora de la sostenibilidad. Este último punto tiene como objetivo favorecer el consumo responsable y el comercio de productos de proximidad.

UN APUESTA POR EL COMERCIO SINGULAR

En total, se subvencionaran 189 proyectos, impulsados por asociaciones de comerciantes, gremios y entidades de comercio de la ciudad. En esta edición, los criterios establecidos para la concesión de las subvenciones han buscado la apuesta por crear proyectos que contribuyan a singularizar los comercios de cada área y a que los vecinos reconozcan los establecimientos como un valor fundamental para su barrio.