Leroy Merlin desembarcará en el centro de Barcelona a principios del año que viene. Con una tienda en la calle Fontanella, a unos centenares de metros de plaza Catalunya, la firma francesa se suma a otras grandes multinacionales como Ikea o Media Market, que en los últimos años han complementado su concepto original de grandes establecimientos situados en polígonos industriales o centros comerciales con otros más modestos en las zonas comerciales del centro de las ciudades.

Las obras de acondicionamiento del edificio comenzarán en otoño y tienen un presupuesto de cinco millones de euros. Según han explicado fuentes de la compañía, la tienda estará situada en un inmueble de planta baja más cinco pisos en el que habrá un espacio de exposición y un punto de recogida de pedidos realizados a través de la tienda online de Leroy Merlin. En total, 2.450 metros cuadrados en un establecimiento que creará 60 puestos de trabajo directos.

NUEVO CONCEPTO

La nueva tienda del centro de Barcelona es la primera de este nuevo concepto de proximidad que quiere implantar la firma francesa, que responde a “las crecientes y cambiantes necesidades del consumidor”. El director de Desarrollo de Leroy Merlin España, Juan Sevillano, ha asegurado que la intención de la compañía es “buscar otras ubicaciones en el centro de otras capitales de España” para estar más cerca de los clientes.

Leroy Merlin, que ya cuenta con seis puntos de venta en Catalunya, está inmerso en un ambicioso plan de expansión a escala nacional que contempla la apertura de 31 tiendas entre 2017 y 2021. La compañía tiene previsto invertir más de 600 millones para poner en marcha estos nuevos establecimientos.