La decisión, recurrida, del Tribunal Català de Contractes del Sector Públic de tumbar el concurso para el suministro de electricidad al Ayuntamiento de Barcelona ha obligado al consistorio a realizar un nuevo concurso, de tres meses de duración, mientras el Tribunal estudia las alegaciones presentadas desde la Casa Grande.

Endesa y Nexus son las compañías que se han adjudicado dicho contrato, que constaba de tres lotes. Dos se los quedará Endesa y el otro Nexus. El convenio estipula que el suministro se puede prorrogar otros tres meses más, hasta que el Tribunal dicte sentencia sobre el recurso administrativo contra  la anulación del contrato eléctrico.

El concejal de Presidencia, Agua y Energía, Eloi Badia, ha instado a las empresas ganadoras y al resto de compañías del sector a firmar los convenios impulsados sobre pobreza energética entre la Generalitat, el Ayuntamiento de Barcelona, las cuatro diputaciones y las entidades municipalistas, ha informado el consistorio en un comunicado.

La licitación del contrato negociado temporal ha mantenido la estructura en tres lotes, con el objetivo de favorecer "más concurrencia" de empresas -con un máximo de dos lotes por empresa-y un tercer lote ECO, generador de energía verde, por lo que Nexus dará servicio al lote ECO y Endesa a los otros dos.

El Tribunal Catalán de Contratos del Sector Público anuló el contrato de suministro eléctrico al Ayuntamiento, haciendo caso al recurso presentado por Endesa y Gas Natural, al considerar que la cláusula sobre pobreza energética no se ajusta a la legalidad. El fallo estimó que las compañías “no conocen sus obligaciones” porque no han firmado el convenio en materia de pobreza energética.