Los vecinos de Barcelona se oponen mayoritariamente a la voluntad del gobierno de Ada Colau de remunicipalizar el servicio del agua. Según un estudio del Observatorio de Servicios Urbanos (OSUR) recogido por Europa Press, el suministro del agua es el servicio mejor valorado en la ciudad con un grado de satisfacción del 68%.

Los barceloneses valoran especialmente la ausencia de cortes, la continuidad en la presión y el buen funcionamiento del contador con una aceptación del 79%. Los ciudadanos también ponen buena nota al servicio de alcantarillado y la calidad del agua suministrada.

Después del servicio del agua, los servicios mejor valorados son la recogida de basuras (62%), el transporte público (61%), el cuidado de parques, jardines y espacios públicos (57%) y la limpieza viaria (57%).

La encuesta refleja que el 67% de los barceloneses está satisfecho con los servicios municipales, una cifra muy superior al 17% de los ciudadanos que expresaron su descontento.

CRÍTICA A COLAU

Ramiro Aurín, director general de OSUR, considera que la satisfacción de los barceloneses es coherente en una ciudad que “alumbró a las dos empresas pioneras” en España en los servicios de suministro de agua potable y de recogida y tratamiento de basuras.

El director general de OSUR, en cambio, rechaza los planes del equipo de gobierno de Colau, que aboga por remunicipalizar el servicio del agua.

“Más sorprendente es el rechazo frontal del gobierno municipal contra esas empresas, situándose al margen de la opinión mayoritaria de los vecinos. Sustituir la regulación y supervisión por opiniones ideológicas es confundir el Pleno Municipal con la barra de un bar”, sostiene Aurín.

Planta de tratamiento del agua en El Prat
Planta de tratamiento del agua en El Prat

El Barómetro OSUR es la primera encuesta anual centrada en medir la valoración ciudadana, como contribuyentes y usuarios, de los servicios públicos municipales de España.

EL FRACASO DE ELOI BADIA

Los resultados de este estudio son similares a los obtenidos tras una encuesta telefónica realizada por Time Consulting a los barceloneses. El mismo recogía que el 73,3% de los habitantes de Barcelona valoraba positivamente el suministro del Agua, gestionado por Agbar, y sólo el 26,7% estaba a favor de un cambio de prestador.

Los estudios realizados por el OSUR y Time Consulting confirman el rechazo de los barceloneses al proyecto de Eloi Badia, regidor de Presidència, de municipalizar el servicio del agua. Este año, Badia ya fracasó con su propuesta de crear un tanatorio público.

INDEMNIZACIÓN MILLONARIA

Francesc Sibina, uno de los principales expertos en concesiones, también alertó del elevado coste que tendría un cambio de operador para la capital catalana. El presidente de la Cámara de Concesionarios y empresas vinculadas al sector público (CCIES) cifró entre 500 y 1.000 millones de euros la indemnización que el Ayuntamiento debería abonar a Agbar para liquidar el actual modelo público-privado. “El problema del agua no es económico, es ideológico”, sostiene Sibina. “Si el Ayuntamiento pasa a gestionar el servicio del agua, o sube los impuestos o deja de invertir en otras prioridades básicas, de las que Barcelona es deficitaria, para compensar la indemnización a Agbar”, recalcó el presidente de la CCIES en una entrevista concedida a Metrópoli Abierta.

“El problema es que desde el Ayuntamiento dicen medias verdades y han generado una psicosis con los servicios básicos. La gobernanza debe actuar cuando hay un problema, no generarlo. El señor Badia no puede comprometer el presupuesto de cinco o más legislaturas para el rescate”, sentenció Sibina.