La principal empresa funeraria de Barcelona, Mémora, está cerca de cambiar de propietario. Ontario Teachers’ Pension Plan está ultimando la adquisición del accionariado al fondo británico 3i, que en un principio exigía 550 millones de euros, pero cuya operación se cerrará en alrededor de 400 millones de euros.

Las negociaciones, conocidas desde hace tiempo, estarían en su fase final, según informa La Vanguardia. Mémora está en venta desde finales de 2016. En 2008, el fondo 3i adquirió el 100% de las acciones de la compañía por 187 millones de euros. Ahora, la venta se cerrará por más del doble del importe, aunque menos de lo que pretendía la propiedad en un principio, pues la valoración ha caído levemente debido a las amenazas del Ayuntamiento de Barcelona de crear una funeraria pública para abaratar los precios.

Ontario Teachers' Pension Plan (OTPP) es un fondo canadiense de pensiones para profesionales que ya dispone de la principal empresa francesa del sector, Pompes Funèbres Générales (PFG), con cerca de 700 agencias repartidas por todo el país. Esta posición dominante en el sector puede facilitar sinergias entre las dos empresas.

Mémora, con sede en Barcelona, basa su negocio en la capital catalana, donde factura el 33% de su negocio. 14.000 de los 44.000 servicios anuales que ofrece pertenecen a Serveis Funeraris de Barcelona.