La venta de Mémora era un secreto a voces y después de unas intensas negociaciones el principal grupo funerario español ha cambiado de manos. El fondo británico 3i, que llevaba tiempo intentando desprenderse de una compañía en la que entró hace ya nueve años, ha completado la venta a otro fondo, en este caso de pensiones. El Ontario Teachers' Pension Plan (OTPP) ha desembolsado entre 450 y 500 millones de euros, según la fuente, por una participación mayoritaria de la empresa, en cuyo accionariado se mantiene el equipo directivo.

El fondo de pensiones canadiense, que gestiona más de 120.000 millones de euros en activos netos, se caracteriza por la prudencia de sus inversiones (uno de sus principales criterios de compra es la estabilidad del negocio) y además es buen conocedor del sector funerario. OTPP es también el principal accionista de OGF, grupo funerario líder en el mercado francés con una facturación de 625 millones de euros y más de 122.000 servicios anuales. Mémora, que realiza unos 53.000 servicios anuales entre España y Portugal y factura 173 millones.

NUEVA ETAPA

La experiencia del fondo canadiense junto a la permanencia del equipo directivo abren una nueva etapa en el grupo funerario, que ahora mismo dispone de un 11% de cuota en un mercado muy atomizado con cientos de empresas familiares y compañías locales. Con la entrada de OTPP en el grupo, Mémora podrá continuar con su estrategia de expansión y adquisiciones. El fondo 3i, que compró el grupo en 2008 por 187 millones de euros, ya estaba más de salida que otra cosa y ha cerrado una operación que le dará grandes plusvalías.

“Mémora es un gran proyecto empresarial con un sólido compromiso social y grandes oportunidades de crecimiento”, ha declarado el director general senior de Ontario Teachers' Pension Plan, Jo Taylor. Por su parte, el consejero delegado del grupo funerario, Juan Jesús Domingo, considera que la adquisición es un “hito” que confirma “el liderazgo y buen posicionamiento” de Mémora al atraer la atención de un inversor internacional tan reconocido como OTTP, que ha logrado una tasa media anual de rentabilidad del 10,1% desde su creación en 1990.

LOS PLANES DEL AYUNTAMIENTO

La venta de Mémora, que posee el 85% de Serveis Funeraris de Barcelona (SFB), llega en un momento convulso para el sector funerario barcelonés. El Ayuntamiento lleva meses intentando crear un tanatorio público para reducir los precios de los entierros, aunque de momento solo el Gobierno de Barcelona En Comú (BComú) y PSC aprueba la medida. El proyecto tuvo que ser retirado del pleno municipal del pasado mes de abril por la falta de apoyos de la oposición y las críticas de los operadores funerarios.

Como alternativa a la creación del tanatorio, el grupo de ERC proponía la recompra del 36% de SFB que el Ayuntamiento vendió a Mémora en 2011 por 63,8 millones euros (el grupo ya poseía un 49% de la empresa desde 1998). Sin embargo, el consistorio descartó la opción por la falta de interés en vender del operador funerario y tras el millonario desembolso de OTPP parece que se aleja aún más está posibilidad dado que SFB tiene un gran impacto en los resultados económicos de Mémora.