El pasado miércoles se celebró el Día Mundial del Agua. Una jornada con la que cada año se pretende poner el foco internacional, durante 24 horas, en el presente y futuro de este bien público. Un foco que en 2017 se ha centrado en una doble vertiente: su saneamiento y su reutilización.

Precisamente, este último tema ha centrado gran parte de la ponencia del presidente de Agbar, Ángel Simón, quien ha asegurado que la única alternativa para garantizar el suministro de agua en la región metropolitana es mediante su reutilización. Y ante futuras sequías, ha advertido: “Hay que poner en marcha la reutilización para cuando tengamos un episodio”.

Un aviso que ha realizado este jueves desde el escenario del Auditorio del Museo Agbar de las Aguas situado en Cornellà de Llobregat (Barcelona). Y ha añadido: "Ahora que todavía tenemos unas disponibilidades y unos recursos de agua adecuados, me gustaría mucho que pudiésemos poner en marcha la reutilización del agua para probarla para cuando tengamos un episodio, que lo tendremos, y más vale que nos vayamos preparando".
 

DE CALIFORNIA A CORNELLÀ

La reutilización del agua también ha centrado la ponencia del profesor emérito de la Universidad de California, Takashi Asano, quien ha vivido de cerca lo que supone una crisis del agua. El año pasado, el órgano regulador del agua en California a nivel estatal aprobó restricciones sin precedentes al consumo de agua en ciudades norteamericanas, decisión que provocó una gran revuelo social.

Por ello, y por sus conocimientos académicos, su intervención ha sido una de las más esperadas en la jornada organizada por Agbar. Una ponencia en la que ha asegurado que la reutilización del agua “no es un capricho sino una necesidad”.

Pero las de Simón y Asano no han sido las únicas intervenciones. La responsable de Dirección de Desarrollo Sostenible de Agbar, Nerea Plaza, junto con el presidente de Cruz Roja Catalunya, Enric Morist, han analizado la crisis de los refugiados y la alianza entre la compañía y la organización. Tal y como ha explicado Plaza,  Agbar ha aportado “su granito de arena” desarrollando conjuntamente un programa de ayuda para los más pequeños. También ha recordado la aportación económica que hizo la compañía a la entidad Proactiva Open Arms para ayudarles en su labor humanitaria.

Intervenciones que han sido amenizadas con un recital poético y la actuación de tres trabajadores de Agbar que han interpretado la canción Ríos de Lágrimas.