El Gobierno quiere que Barcelona sea la próxima sede de la Agencia Europea del Medicamento una vez la institución abandone Londres tras el Brexit. Este viernes, el plan para que la agencia desembarque en la capital catalana se ha perfilado un poco más al proponerse La Torre Glòries (antigua Torre Agbar) como su posible sede física.   

Es el acuerdo al que han llegado este viernes la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Dolors Montserrat, y el conseller de Salud de la Generalitat, Antoni Comín. En la reunión que se ha celebrado en el Ayuntamiento de Barcelona, el grupo de trabajo conjunto de las tres administraciones ha acordado también crear el Consejo Ciudadano de Apoyo a la candidatura.

Barcelona deberá competir con ciudades europeas como Viena, Copenhague, Estocolmo o Dublín, que también han presentado sus candidaturas para acoger este organismo. Esta será la segunda vez que la capital catalana se posicione para acoger la Agencia Europea del Medicamento, después de que en 1992 lo intentara, siendo finalmente Londres la ciudad elegida.