Hasta nueve días de espera para conseguir una cama en el hospital de la Vall d'Hebron. En el peor de los casos, eso sí. Según el Sindicato de Médicos de Catalunya, en el último mes las Urgencias del centro hospitalario tenían una media de 66 personas diarias aguardando una cama en planta, una cifra que fuentes del Vall d'Hebron han desmentido categóricamente. “Desde el 15 de junio al 15 de julio, ha habido una media de 16,9 pacientes esperando su traslado a planta, a otro centro o a recibir el alta”, han asegurado a Metrópoli Abierta.

Desde el centro hospitalario sí han reconocido que, al tratarse de una media aritmética, por lo que es posible que en días concretos haya habido puntas de pacientes. En cuanto al tiempo medio de espera para conseguir una cama en planta, el Vall d'Hebron asegura que es de 27 horas, “aunque en algunos casos puede ser de varios días” porque en Urgencias esperan a que haya una cama en la planta que le toca al paciente y no es posible hacer el traslado hasta que hay una vacante.

CIFRAS CONTRADICTORIAS

Según los datos que publica a diario el Sindicato de Médicos, este lunes había 58 personas aguardando una cama en planta, el más antiguo de los cuales lleva seis días de espera. Por contra, el Vall d'Hebron asegura que el Servicio de Urgencias tiene a solo ocho personas en lista de espera (por debajo de la media diaria). Las estadísticas de la lista de espera no incluyen a los pacientes que están pendientes de diagnóstico o que ya tienen un destino asignado.

Este domingo se batió el récord del último mes con un paciente que llevaba nueve días esperando, aunque el máximo al que se ha llegado este año ha sido 11 días, en concreto el pasado 16 de mayo y siempre según el sindicato. Desde mitad de junio hasta mitad de julio el paciente más antiguo aguardando cama llevaba una media de seis días en Urgencias, con picos máximos de ocho días el 7, el 12 y el 15 de julio y un mínimo de cuatro para el 23 y el 24 de junio y el 1 de julio.

MENOS CAMAS EN VERANO

El sindicato UGT de Catalunya denunció la semana pasada que a lo largo del verano el hospital de la Vall d'Hebron cerrará un 20% de las camas, un porcentaje al que habría que añadir el cierre “encubierto” por reformas menores como pintura o limpieza. El departamento de Salud ha informado que los hospitales catalanes reducirán la disponibilidad de camas en un 11,9%, si bien en la segunda mitad de agosto la cifra podría aumentar hasta el 17,9%, sobre todo en la zona de Lleida y de las Terres de l'Ebre.