El brote de gastroenteritis aguda que afecta a profesionales sanitarios del Hospital de Bellvitge se ha elevado a 252 afectados durante el fin de semana. La cifra crece en 62 nuevos casos desde el pasado viernes. Ese día, la Agencia de Salud Pública de Catalunya (Aspcat) abrió una investigación epidemiológica por 190 afectados en este hospital de referencia de Barcelona situado en L'Hospitalet de Llobregat.

La Conselleria de Salud de la Generalitat ha detallado este lunes en un comunicado que todos los afectados son profesionales del centro que han presentado una "sintomatología leve" que se inició durante la semana pasada, y este lunes no se ha notificado ningún caso nuevo.

Por el momento, las muestras analizadas han dado positivo de norovirus, lo que permite tener una "alta sospecha" de que es el agente causante de la enfermedad, aunque aún es necesario esperar para disponer de los resultados del resto de muestras para confirmar totalmente esta etiología.

CONTAMINACIÓN DE LOS BOCADILLOS

La Aspcat sospecha de que el origen del brote puede ser una "contaminación vírica de los bocadillos servidos en la cafetería del hospital durante el martes y el viernes de la semana pasada", y también ha dicho que el centro hospitalario ha funcionado este lunes con normalidad.

Salud ha destacado que el brote no ha obligado a cerrar quirófanos ni a reprogramar operaciones en el Hospital de Bellvige, y ha asegurado que "la cobertura asistencial ha estado garantizada todo el fin de semana gracias al esfuerzo y al compromiso de los profesionales".