Ya es oficial. Barcelona será candidata a acoger la sede de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA, en sus siglas en inglés). El Ministerio de Sanidad ha entregado este lunes el dossier técnico en el Consejo Europeo el mismo día en que se cerraba el plazo para presentar candidaturas. El documento es el resultado del trabajo conjunto de los ministerios de Sanidad y Exteriores, de la Generalitat de Catalunya y del Ayuntamiento de Barcelona, que por una vez han dejado de lado sus diferencias y han hecho frente común para que la EMA, que emplea a unas 900 personas y es un polo de atracción de empresas del sector sanitario y biotecnológico.

Barcelona ha estado en todas las quinielas desde que Londres anunciara su salida de la Unión Europea, lo que obliga a la UE a trasladar la sede de la Agencia Europea de Medicamentos y de la Autoridad Bancaria Europea (EBA). Hasta 16 países han mostrado su intención de acoger la EMA, con Francia, Alemania y los países nórdicos a la cabeza. Todas candidaturas muy potentes que la consultora financiera KPMG calificó con las máximas puntuaciones en un informe publicado en mayo. La Ciudad Condal se encontraba en segunda línea, junto a ciudades como Viena o Dublín. Aún así, la candidatura barcelonesa reúne con creces todos los criterios exigidos por la Unión Europea.

LOS MÉRITOS DE BARCELONA

El dossier presentado ante el Consejo Europeo pone especial énfasis en la disponibilidad inmediata del edificio que debería albergar la EMA. La Torre Glòries, que dispone de más de 30.000 metros cuadrados de oficinas, está listo para ser entregado “llaves en mano a sus nuevos inquilinos”, según asegura el Ministerio de Sanidad. Su ubicación cercana al distrito tecnológico del 22@ es perfecta para el ecosistema de 1.600 empresas que giran alrededor de la EMA y que podrían plantearse un traslado.

Las comunicaciones también son un requisito indispensable. A pesar de las largas colas en los controles de seguridad de los últimos días, el Aeropuerto de El Prat está bien conectado con el resto Europa y cuenta con más de 100 compañías aéreas que operan en 205 destinos diferentes, entre los que destacan 21 vuelos diarios a las principales capitales europeas, Estados Unidos y Asia. Otro aspecto de gran importancia es la oferta educativa (41 colegios en lengua extranjera) y sanitaria, siendo el español uno de los mejores sistemas de salud del mundo.

LA AGENCIA ESPAÑOLA DE MEDICAMENTOS

Uno de los aspectos que más se valoran es la implicación de las agencias nacionales en el trabajo diario de la EMA, que por personal y volumen de trabajo no puede hacerse cargo de todo. En este caso, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) es una de las que “más trabajo realiza actualmente” para la EMA. Si Barcelona resultara elegida, ambas agencias crearían un grupo de trabajo para que la agencia española pudiera asumir parte de sus tareas mientras se realiza el traslado. En este sentido, el ministerio invertirá tres millones de euros para reforzar el personal.

El último punto del dossier ensalza el liderazgo de España y Catalunya en la innovación y la investigación en un sector en el que trabajan más de 200.000 personas. “España fue el primer país en desarrollar una legislación nacional de ensayos clínicos y, además, es líder en ensayos clínicos de medicamentos de terapias avanzadas”. Además, el sector farmacéutico es líder en productividad del país.