La segunda jornada de las pruebas de acceso a la universidad (PAU), de la que se examinan más de 32.000 estudiantes, ha arrancado este miércoles con el examen de Historia de la Filosofía en la que los estudiantes han podido elegir entre textos de John Locke y Friedrich Nietzsche. A la salida del examen, los estudiantes consultados, independientemente de la opción, han asegurado que era una prueba accesible si se conocía al autor.

En la opción de Locke, los alumnos han tenido que responder cuestiones sobre un texto de 'Ensayo sobre el entendimiento humano', sobre el que tenían que responder una serie de preguntas, además de comparar la concepción del pensador con la idea del conocimiento innato a lo largo de la historia de la filosofía.

La otra opción del examen versaba sobre un fragmento del texto 'La genealogía de la moral', de Friedrich Nietzsche, sobre el que tenían que responder a las principales ideas del texto y el significado de algunas expresiones.

Este miércoles también se ha realizado la prueba de Historia, en la que se ha preguntado por el catalanismo durante la Restauración a partir de un texto de Josep Torras i Bages, los asesinatos de Atocha, el sistema político de la Restauración y la Guerra Civil en Catalunya.

Los alumnos consultados a la salida del examen han optado en su mayoría por la segunda opción, la del sistema político de la Restauración y la Guerra Civil en Catalunya, y han considerado que aprobar es asequible, pero no así sacar una nota alta.

MARTES DE CATÁFORAS

La reaparición de la catáfora en el examen de Lengua castellana y literatura y las cuestiones sobre la novela 'Incerta glòria', de Joan Sales, en el de Catalán, han marcado este martes la primera jornada de la Selectividad en Catalunya, que se ha desarrollado con normalidad, según la Generalitat..

En el examen de Lengua castellana y literatura, más allá del retorno de la figura lingüística de la catáfora -relación de identidad que se establece entre un elemento gramatical y una palabra o grupo de palabras que se nombran después en el discurso- que ya fue objeto de pregunta y sorpresa en 2015, ha entrado un fragmento de la novela juvenil 'El oro de los sueños', de José María Merino, y un artículo de Gonzalo Torné sobre nuevas tecnologías y turismo.

En la prueba -que como en años anteriores ponía en el encabezamiento Pruebas de acceso a la universidad (PAU)- ha habido cuestiones sobre las obras obligatorias 'Últimas tardes con Teresa', de Juan Marsé, y la 'Segunda antología de poesía española', con preguntas sobre poemas de Miguel Hernández y Blas de Otero, y redacciones en los que el estudiante tenía que tomar una postura omnisciente o los rasgos lingüísticos de los textos jurídicos.

El clásico de las letras catalanas 'Incerta glòria' ha sido uno de los textos del examen de Lengua catalana y literatura, en un año en que se ha estrenado su versión cinematográfica, una prueba en la que también ha habido un texto de Ana Lluch Hernández sobre la mujer en el ámbito académico.

El examen de Catalán se ha completado con preguntas sobre las lecturas obligatorias 'La plaça del Diamant', de Mercè Rodoreda, y 'Bearn o la sala de les nines', de Llorenç Villalonga, y una parte escrita en la que los alumnos han podido escribir sobre la desigualdad entre hombre y mujer y la exposición a imágenes cruentas, entre las diversas opciones.

Los alumnos consultados a la salida de los exámenes de Lengua castellana y catalana han coincidido en asegurar que eran pruebas asequibles, y que la de catalán había sido más fácil.

EL EXAMEN MÁS TEMIDO

Este martes también ha tenido lugar uno de los exámenes que el pasado año se convirtió en el 'coco' de la Selectividad y del que se pidió que se repitiera, Economía de la empresa, que según la mayoría de alumnos consultados que lo han realizado ha sido "largo y difícil".

En este examen, en que los alumnos han de contestar cinco de los seis ejercicios -uno de ellos es tipo test-, preguntaba sobre el balance de una compañía, definición de términos y el estudio de mercado de una empresa que quiere explotar una ruta turística por las Illes Medes.

El resto de exámenes de este martes han sido también de materias de la fase específica como Análisis musical -con ejercicios de audición y de análisis estilístico-, Química, Dibujo técnico y Literatura castellana, a la que los estudiantes se presentan para subir nota.

El presidente de uno de los tribunales en la Universitat Pompeu Fabra (UPF) de Barcelona, Antonio Luna, ha explicado que de cara a esta Selectividad, que se ha iniciado sin incidentes, han pedido que el estuche de los bolígrafos -en caso de utilizarlo- fuese transparente y antes del primer examen se ha pasado un aparato para detectar dispositivos, que no ha detectado ninguno.