La investigación de la supuesta evasión fiscal de la familia Pujol suma un nuevo capítulo de novela. Según un documento bancario al que ha tenido acceso en exclusiva La Vanguardia, la matriarca del clan, Marta Ferrusola, realizaba transferencias al Principado haciéndose pasar por “madre superiora” y aludiendo a un lenguaje religioso para así evitar levantar sospechas.

"Reverendo Mosén. Soy la madre superiora de la congregación. Desearía que traspasara dos misales de mi biblioteca a la biblioteca del capellán de la parroquia. Él ya le dirá dónde se deben colocar. Muy agradecida". Ese es el texto que se puede leer en la misiva firmada por la mujer del expresidente de la Generalitat, Jordi Pujol, el 14 de diciembre de 1995.

De esta forma, Ferrusola se dirigía a su gestor bancario en Reig, ahora Adbank, para ordernar las transferencias, tal y como consta en el sumario del caso Pujol. El texto, escrito del puño y letra de Ferrusola, es uno de los documentos que ha aportado el Ministerio Público al Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional, encargado de investigar el patrimonio familiar de los Pujol.

Este lunes también se ha conocido que la familia Pujol Ferrusola habría obtenido un beneficio presuntamente ilícito de al menos 70,4 millones de euros desde el año 1990, según un informe de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional incorporado a la causa que instruye el juez de la Audiencia Nacional José de la Mata.