El Rey Felipe VI asistirá a la manifestación contra el terrorismo convocada el próximo sábado en Barcelona, en rechazo a los atentados cometidos hace una semana en la capital catalana y en Cambrils (Tarragona). Así lo han confirmado fuentes de la Casa Real a EFE, institución que por primera será representada por el monarca en una manifestación (antes ya lo hizo en la marcha tras los atentados del 11M, pero como príncipe). Por su parte, la CUP asegurá que finalmente participará, tras acordar todas las instituciones que dejarán la primera fila al personal sanitario, a los agentes de seguridad y a los taxistas, entre otros profesionales públicos.

Casa Real ha confirmado la presencia de Felipe VI horas después de que Moncloa haya informado también de la participación del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y de otros miembros del Ejecutivo en el acto del sábado. La marcha del sábado, convocada por el Ayuntamiento de Barcelona y la Generalitat, discurrirá desde Jardinets de Gràcia hasta la plaza de Catalunya bajo el lema "No tinc por". La filosofía es brindar apoyo a las víctimas de los dos ataques yihadistas de la pasada semana, que han dejado 15 muertos y más de 120 heridos.

LA CUP, ENTRE LAS AUTORIDADES

La manifestación se prevé multitudinaria y contará con la asistencia del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y de la alcaldesa de la ciudad, Ada Colau, así como de representantes de todos los partidos catalanes. Eso sí, las autoridades cederán la primera fila de la pancarta a los agentes y profesionales de los servicios de emergencias y seguridad, taxistas y personal sanitario, quienes resultaron ser los héroes de aquel 17A.

Este detalle ha sido el que ha convencido a la CUP para participar en la marcha. La formación anticapitalista se planteó en un inicio no acudir a la marcha si lo hacía el Rey y Rajoy, al verles como "culpables indirectos" de los atentados por su relación de amistad con monarquías del Golfo Pérsico que "son las que están financiando" el terrorismo".

La presidenta del grupo parlamentario de la CUP, Mireia Boya, momentos antes de anunciar que la CUP asistirá a la manifestación / EFE
La presidenta del grupo parlamentario de la CUP, Mireia Boya, momentos antes de anunciar que la CUP asistirá a la manifestación / EFE

LA CORONA VUELVE A BCN

Felipe VI presidió el pasado viernes, junto con Rajoy y Puigdemont, la concentración en repulsa a los atentados. Al día siguiente, junto con la reina Letizia, don Felipe visitó a algunos de los heridos ingresados en los hospitales barceloneses del Mar y de Sant Pau (desatando una nueva polémica por las fotografías con los niños), y el domingo, estuvieron en la misa oficiada en la Sagrada Familia junto a otras autoridades. Al término de su estancia en Barcelona, los Reyes expresaron su solidaridad con las víctimas y con el pueblo catalán.

Felipe de Borbón ya asistió en marzo de 2004, cuando era príncipe, a la manifestación que tuvo lugar en Madrid tras los atentados del 11M. Fue la primera vez en la que miembros de la Familia Real asistían a una marcha de cualquier tipo, puesto que durante los cerca de 40 años de reinado, Juan Carlos I no participó en ninguna.