La parroquia barcelonesa de Santa Anna, situada en el centro de la ciudad, será la primera de Catalunya que abrirá las 24 horas del día, todos los días del año, para ofrecer un sitio donde cobijarse a las personas que no tienen hogar. La iniciativa, bautizada como “Hospital de Campaña”, quiere que la iglesia “un lugar todos puedan ser y sentirse acogidos, escuchados, confortados y acompañados".

De esta forma, la iglesia permanecerá abierta durante todo el día y ofrecerá café y descanso a las personas sin techo, pero no mantendrá las camas que habilitó durante el pasado mes. La falta de condiciones higiénicas imposibilita convertir el espacio en un albergue, como había sido provisionalmente durante parte de enero.

La religiosa teresiana catalana Viqui Molins ha explicado que el "Hospital de Campaña" se inspira en la iniciativa llevada a cabo por el fundador de Mensajeros por la Paz, el padre Ángel. El sacerdote abre su parroquia de San Antón de Madrid las 24 horas del día desde hace aproximadamente un año y medio y por la cual, según sus palabras, "han pasado ya más de 300.000 personas".

El padre Ángel, que ha visitado este lunes la parroquia de Santa Anna, ha afirmado en declaraciones a la prensa que "esta Iglesia es la que a mí me encanta". Ha asegurado que él sencillamente está "siguiendo los pasos" del papa Francisco, quien hace poco manifestó que no le gusta ver los horarios en las puertas de las iglesias como si éstas fueran museos.

"Uno se siente emocionado al ver que la Iglesia es un lugar sagrado y santo, pero también humano". El sacerdote ha manifestado que aunque "la Iglesia es para todo el mundo, lo es especialmente para los pobres", que sufren más que el resto en "una sociedad falta de gente que quiera, que acaricie, que bese".

La iniciativa nace tras "la experiencia maravillosa durante la ola de frío de enero, cuando la iglesia de Santa Anna abrió sus puertas a aquellos a quienes la vida les habían llevado a vivir en la calle". Durante los días de más frío, la popular iglesia barcelonesa acogió hasta 80 personas sin hogar, hasta que los servicios sociales y Cáritas les encontraron una solución.

La iniciativa se financiará a través de donaciones, pues, según Viqui Molins, la solidaridad entre la sociedad catalana es muy grande, "es mucho mejor que cualquier subvención". La religiosa teresiana ha destacado que durante la ola de frío de enero, cuando hizo un llamamiento para que la ciudadanía llevara ropa a la parroquia, "tuvimos que decir que no nos llevaran más".

El proyecto "Hospital de Campaña" de la parroquia de Santa Anna cuenta por ahora con un equipo de 250 voluntarios que han de garantizar 24 horas de atención. Para ayudar económicamente al proyecto se puede hacer un donativo a la cuenta corriente: ES28 2100 3200 9522 0141 1632.