La Cambra de Comerç de Barcelona, Miquel Valls, ha mostrado su apoyo a la carta abierta que el presidente de Agbar, Àngel Simon, ha dirigido a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. Simon pide en su misiva al consistorio que el Ayuntamiento debe hacer lo posible para que Barcelona sea protagonista en las conversaciones que deben producirse entre el Gobierno central y la Generalitat.

Valls ha asegurado que “nos adherimos y damos nuestro apoyo a las propuestas que se hagan para colaborar conjuntamente con el Ayuntamiento y la alcaldesa para continuar construyendo el desarrollo y el éxito de Barcelona”.

El presidente de la Cambra considera que es positivo apoyar las iniciativas que se tomen para impulsar la ciudad de nuevo y lamenta que “está sufriendo las consecuencias de un proceso político que puede afectar a la marca Barcelona”.

LA FIRA TAMBIÉN SE ADHIERE

El presidente de la Fira, Josep Lluís Bonet, también se ha adherido a la petición que el presidente de Agbar ha hecho a la alcaldesa de Barcelona. “Barcelona es la otra gran capital de España y no debe perder esa condición. Me parece que esta es una verdad incuestionable”.

Bonet pide que el diálogo entre las dos instituciones se haga “dentro de la Constitución y del Estatuto de Autonomía”, al tiempo que ha valorado positivamente la postura de la alcaldesa cuando ha pedido diálogo entre las partes. “Es una postura acertada ya que el diálogo es necesario”.

Sin embargo, considera que la petición de que la negociación se haga en presencia de mediadores internacionales “no tiene ningún sentido”, aunque ha aplaudido la propuesta de que se aborde la reforma de la Constitución. “Donde tienen que hablar es en las Cortes para abordar la reforma de la Constitución. A partir de ahí se tiene que abrir un debate y llegar a conclusiones”.