La aparición de un gran sol pintado en Francesc Macià ha sorprendido a muchos barceloneses, que se han despertado con las imágenes aéreas de la conocida plaza. La acción de Greenpeace coincide con el solsticio de verano y pretende concienciar a la población sobre la necesidad de apostar por las energías renovables

Pero no le ha gustado a todo el mundo. La presidenta del Grupo Municipal de Ciutadans en el Ayuntamiento de Barcelona, Carina Mejías, ha tuiteado un mensaje criticando la acción de Greenpeace y acusando a la Guàrdia Urbana de estar desaparecida mientras los activistas pintaban la plaza. El tuit estaba rematado con la pregunta “La limpieza quién la paga?”.


Greenpeace no ha tardado en responder y ha tranquilizado a la concejal asegurando que la propia organización costeará el servicio de limpieza de la acción reivindicativa, que ya ha sido eliminada.