La Plataforma Refugiats Benvinguts tendrá el apoyo del Ayuntamiento de Barcelona para implementar, en la ciudad, una prueba piloto de su proyecto. Este tiene como finalidad favorecer la acogida de personas refugiadas y su integración a través de pisos compartidos. Para impulsar el programa, Barcelona Ciutat Refugi contribuirá en su implementación con una dotación económica de 16.313,64 euros.

Esta entidad ya está desarrollando este proyecto desde hace dos años en Madrid, una experiencia que ahora quiere extender a Barcelona. La entidad se encarga de buscar personas interesadas en compartir vivienda durante un periodo mínimo de seis meses, a quienes se les propone que acojan personas solicitantes de asilo intentando que ambos tengan afinidades en común.

EL EJEMPLO DE LA MANIFESTACIÓN

La entidad ha escogido la ciudad porque ha sido "una de las más activas en manifestarse a favor de la acogida de personas refugiadas y en denunciar las políticas de los gobiernos europeos", y pone de ejemplo la manifestación 'Volem Acollir', organizada por Casa Nostra Casa Vostra, el pasado mes de febrero. El Sistema Nacional de Acogida e Integración estatal proporcionará también en una segunda fase una ayuda económica para que estas personas solicitantes de asilo puedan acceder al mercado libre de alquiler y en una tercera fase ayudas puntales.