Aplicar la revolución tecnológica a las ciudades para que sean sostenibles, digitalizadas y empoderen a sus habitantes. Esto es básicamente una 'smart city', un concepto que Barcelona puso de moda en 2009, cuando apostó por crear un certamen ferial inédito hasta entonces: el Smart City Expo World Congress (SCEWC). Ahora el evento es todo un éxito y se ha convertido en un referente mundial que se ha exportado a otras grandes ciudades como México, Casablanca, Estambul y Kyoto. La próxima semana el salón vuelve a abrir sus puertas en el recinto de Fira de Barcelona.

La octava edición del salón reunirá experiencias de 700 ciudades inteligentes de todo el mundo, 675 expositores y 30.000 metros cuadrados de lo último en tecnología. El objetivo es que las ciudades compartan sus avances con el objetivo de “mejorar cada vez más la calidad de vida de los ciudadanos aprovechando las nuevas herramientas del mundo digital”, como ha destacado el primer teniente de alcalde de Barcelona, Gerardo Pisarello (BeC) durante la presentación del evento, que abrirá sus puertas del 14 al de 16 de noviembre.

PROYECCION INTERNACIONAL

El innovador certamen es “en mayor encuentro de ciudades del mundo para poner en común sus estrategias de desarrollo sostenible”, en palabras de Constantí Serrallonga, director general de Fira de Barcelona. El SCEWC es, además de un escaparate para su proyección internacional, una oportunidad para que Barcelona se convierta en “uno de los principales hubs del sur de Europa de tecnologías pensadas para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos”, ha añadido Pisarello.

La innovadora feria de las Smart City servirá para presentar proyectos de futuro y soluciones a los problemas de las ciudades modernas, como la estabilización del precio de los alquileres. “Las ciudades pueden encontrar esas respuestas a los problemas cotidianos que no pueden dar los estados”, ha afirmado el teniente de alcalde barcelonés.

El director del certamen, Ugo Valenti, ha explicado que el SCWEWC va a crecer un 14% en número de expositores, “de los que el 60% serán internacionales”, y que espera recibir 17.000 visitantes . Está confirmada la presencia de 420 expertos de reconocido renombre y se han programado todo tipo de actividades. No en vano el certamen se ha convertido “en un referente mundial”, como ha subrayado Serrallonga.