La jueza del caso Palau ha rechazado las peticiones de los dos principales encausados, Felix Millet y Jordi Montull, que pretendían ausentarse del resto de sesiones del juicio por motivos de salud.

La magistrada Montserrat Comas se ha basado en los reconocimientos de los forenses para tomar la decisión. Los informes médicos no prevén que los estados de salud de Millet y Montull se agraven por asistir al resto de juicio por lo que les ha negado "una dispensa general".

Los abogados de los dos encausados argumentaban que permanecer largos periodos de tiempo en el juicio podría perjudicar su debilitada salud y como ya "han confesado" habían pedido que se les permitiera ausentarse del resto de sesiones.

Está previsto que el juicio se alargue hasta el 27 de junio.

¿QUIÉN TOMA MÁS PASTILLAS?
La petición de los abogados de la defensa de los dos principales encausados se ha encontrado con la oposición frontal del fiscal Emilio Sánchez Ulled, el abogado de la Federació d'Associacions de Veïnes i Veïns de Barcelona (Favb) -acusación popular en la causa- y Xavier Melero, letrado encargado de la defensa de CDC y de su extesorero Daniel Osàcar.

"Si se trata de cardiopatía, Osàcar también tiene marcapasos. Si es de pastillas, él toma más que los dos juntos. Si es por edad, él es el más venerable", ha aseverado con tono jocoso el abogado de CDC.

Respecto a los argumentos de Millet y Montull para justificar su ausencia al juicio, Melero ha ironizado que llevan confesando desde 2009 y que son como Groucho Marx: "Si no le gustan mis principios, tengo otros".

Millet y Montull confesaron al principio parte del saqueo de la institución pero no ha sido hasta sus declaraciones en juicio cuando han desvelado que CDC utilizó el Palau de la Música para camuflar donaciones ilegales que cobraba a Ferrovial a cambio de concederle obras públicas.