El verano de 2016 fue un auténtico caos para los clientes y trabajadores de Vueling. Los continuos retrasos en los vuelos la convirtieron en la aerolínea estrella del estío pasado, lo que obligó a la compañía catalana integrada en el grupo IAG a reorganizar la cúpula y su operativa. Una tormenta que la aerolínea ha querido dejar atrás para centrarse en sus logros.

El último lo ha comunicado este martes el director de Comercial de la aerolínea, David García, en rueda de prensa. El ejecutivo ha anunciado que Vueling ya ha alcanzado los 100 millones de viajeros transportados en el Aeropuerto de Barcelona desde que fue fundada en 2004. "Es un hito para Vueling", ha destacado. Para celebrarlo, la compañía ha decidido decorar un avión A320.

La aeronave, que forma parte de las 108 de la flota de la aerolínea, incluye la frase: Vueling loves Barcelona. Además, se ha incluido un vinilo que evoca al trencadís de Gaudí. El avión, que este martes realizará su primer vuelo a Sevilla, llevará el nombre de la capital catalana por los más de 130 destinos que la aerolínea opera en Europa, África y Oriente Próximo.

TEMPORADA DE VERANO

García también ha asegurado que Vueling continuará apostando por El Prat --"nuestro foco es Barcelona"--, y que están trabajando en aumentar el número de frecuencias en rutas de negocio como Bilbao, Alicante, Málaga y Sevilla, según informa Europa Press.

Preguntado por si la compañía está preparada para afrontar la temporada de verano tras los retrasos del año pasado, el ejecutivo de Vueling ha asegurado: "Lo estamos. Hemos cambiado los programas de vuelo y mejorado nuestros procesos de embarque".

Vueling tiene un 36% de la cuota de mercado en Barcelona, y el año pasado transportó a 28 millones de usuarios, de los que 16,5 millones fueron en El Prat.