Las escuelas de negocios ya no son territorio exclusivo de los cazadores de talento de Google o Amazon. Las startups cada vez tienen más peso en el mundo empresarial y ofrecen grandes oportunidades profesionales para los estudiantes de MBA, que también se sienten muy atraídos por las perspectivas de crecimiento y los proyectos innovadores que ofrecen las empresas emergentes de Barcelona.

En la primera Feria de Empleo de Startups organizada por el IESE, unos 150 estudiantes del MBA a tiempo completo de la escuela de negocios se han acercado hasta el evento para conocer de primera mano las necesidades laborales de startups como TravelPerk, Ulabox o Holaluz. “Hace un par de años vimos que los alumnos estaban más interesados en el mundo de las startups, no solo para desarrollar su propio proyecto, sino para aprender y trabajar con ellos”, explica a Metrópoli Abierta la directora asociada de MBA Career Services del IESE, Vicki Lambiri.

MÁS SILICON VALLEY, MENOS WALLSTREET

De hecho, en 2015 fue la primera vez que más graduados de la prestigiosa Harvard Business School acabaron en Silicon Valley que en Wallstreet. “El éxito de Google y Apple ha ayudado a mejorar el perfil de la industria tecnológica, pero también hay otro factor importante: cada vez hay más capital disponible para invertir en startups y eso significa más oportunidades de empleo”, señala Richard Oxland, estudiante del MBA.

Y eso se aplica también a Barcelona. “El ecosistema de emprendedores de Barcelona ha madurado mucho y ha ayudado a poder lanzar un evento de este estilo”, reconoce Lambiri. En total, 14 empresas emergentes, algunas extranjeras, se han inscrito en la feria, una cifra “incluso un poco mejor” de lo que esperaba el IESE por ser la primera edición. La startups presentes buscan de todo: desde becarios con ganas de aprender hasta directores de Marketing “con la ambición suficiente” para llevar a una compañía al siguiente nivel.

ANTIGUOS ALUMNOS

En el auditorio hay caras conocidas, ya que varios de los ponentes son alumni del IESE y alguno, como Avi Meir, fundador de TravelPerk, bromea con sus excelentes notas cuando hizo el MBA. “Todo sobresalientes”, dice entre carcajadas de los asistentes. La presencia de 150 estudiantes de una promoción de 630 es todo un éxito para la escuela de negocios, que espera consolidar proyectos innovadores como esta feria de empleo.

“Grandes empresas como Apple, Amazon o McKinsey vienen al IESE a reclutar talento, pero no todos los estudiantes pueden trabajar en estas multinacionales. En las empresas emergentes también hay oportunidades para estos alumnos que están haciendo cambios de carrera, de sector e incluso de país”, señala Lambiri. Y eso también es una ventaja para Barcelona, cuyo ecosistema de startups ya es capaz de atraer talento de todos los rincones del mundo.