Puig mantiene su posición como una de las grandes empresas mundiales dedicada al lujo. La compañía nació en Barcelona el año 1914, pero fue en 1929 cuando el empresario Antonio Puig Castelló obtenía la representación de la famosa agua de colonia 4711 entrando así en el mundo de la perfumería. En la década de los 80, la compañía amplió horizontes centrándose en la industria del lujo de la que ahora es uno de los máximos exponentes.

La empresa, que ahora tiene su sede corporativa en L’Hospitalet de Llobregat, es una de las cuatro representantes españolas incluidas en el top 100 de las mayores compañías del lujo a nivel mundial. Junto a ella, destacan los nombres de la gallega Sociedad Textil Lonia (que comercializa marcas como la de Purificación García o Carolina Herrera), Tous (con sede en Manresa, Barcelona) y la marca de relojes Festina Lotus.

Las ventas acumuladas de los cuatro grandes grupos españoles superaron los 2.802 millones de euros en 2015, entre las que destacó la facturación de Festina Lotus, que alcanzó el 14,5%, seguido de Tous (9,9%) y Puig (9,1%). Sociedad Textil Lonia es la que registra un mayor margen de beneficios, con el 9,7%.

El informe 'Global Powers of Luxury Goods 2017, elaborado por Deloitte, eleva al primer puesto a la compañía LVMH Moët Hennessy-Louis Vuitton, seguida de Compagnie Financiere Richemont y The Estée Lauder Companies. Completan el top 10 Luxottica Group, Kering, The Swatch Group, L'Oréal Luxe, Ralph Lauren Corporation, Chow Tai Fook Jewellery Group Limited y PVH Corporation.