La startup barcelonesa Mediktor, pionera en la evaluación a distancia de los síntomas de un paciente, ha abierto su primera oficina exterior en Nueva York para impulsar su expansión internacional. La compañía ha revolucionado el sector sanitario con una aplicación que utiliza la inteligencia artificial para que una persona con síntomas de sufrir una enfermedad los pueda explicar con sus propias palabras y recibir una estimación de qué podría tener, además de una recomendación sobre los pasos a dar.

Fundada por un médico en 2011 en Barcelona, Mediktor cuenta con un equipo de 14 trabajadores que dan servicio a más de 600.000 usuarios de 196 países. El salto a Estados Unidos, que ha sido posible gracias a la ayuda de la agencia pública ACCIÓ, supone un gran paso para la compañía, que centrará la actividad de su oficina en Nueva York en el desarrollo de negocio en el país. EEUU es un mercado “que valora mucho que estés presente allí y conozcas las singularidades de su sistema sanitario”, ha explicado el cofundador de la empresa, Cristian Pascual.

PRIMER PASO

La implantación de Mediktor en Estados Unidos se empezó a fraguar en septiembre del año pasado, cuando participó en el congreso Disrupt en San Francisco. “Es un lugar excelente para tener una primera impresión de la aceptación que tendrá tu producto”, ha señalado el otro fundador, Óscar García-Esquirol. “Los Estados Unidos son el mercado más grande, moderno y de referencia de salud a nivel internacional”. 
 
Esta primera toma de contacto les sirvió para conocer mejor las características del mercado estadounidense, que exige un contacto directo con el ecosistema de clientes y socios potenciales. “La información que recogimos nos sirvió para adaptar nuestro mensaje comercial y coger confianza en nuestros productos”, ha añadido García-Esquirol, “hasta el punto de que decidimos dar el paso” para conquistar el mercado desde dentro.

CONCEPTO NOVEDOSO

La aplicación de la startup barcelonesa se dirige principalmente a compañías aseguradoras y hospitales. Hasta el momento ha atendido 1,5 millones de consultas (que incluyen cuestionarios y recomendaciones), lo cual ha permitido afinar mucho el sistema de evaluaciones porque la inteligencia artificial de Mediktor aprende con cada consulta y adquiere nuevos conocimientos con cada interacción, cuyo resultado no es definitivo. “No ofrecemos un diagnóstico porque no hay una visita física: la aplicación no sustituye a una visita médica”, advierten desde la compañía.
 
Aun así, en un estudio realizado con 1.500 pacientes de los hospitales Clínic de Barcelona y Clínico San Carlos de Madrid, la aplicación consiguió una tasa de acierto del 91%, según los resultados que fueron presentados esta semana en el Congreso Health 2.0. Los buenos resultados obtenidos en el estudio han convertido a Mediktor en la primera plataforma de evaluación de síntomas basada en una inteligencia artificial que ha sido avalada por la comunidad científica.