A estas alturas del partido nadie duda de que Leo Messi es el mejor futbolista del momento y seguramente de la historia del fútbol. Y su sueldo va acorde a este estatus: el astro argentino cobra unos 20 millones de euros netos al año, una cifra que aumentará considerablemente cuando firme el jugoso contrato que está negociando con el Barça y que le reportará 30 millones limpios por temporada. Por su parte, la revista France Football estima que el año pasado Messi ingresó 76,5 millones de euros entre salario bruto, primas y contratos publicitarios.

De esta cifra, unos 40 millones corresponden a su sueldo bruto. Sin que se sepan los términos exactos de su contrato con Adidas (el anterior rondaba los 10 millones anuales), la revista Forbes calcula que en 2016 el argentino cobró 26,5 millones de euros en este apartado gracias a que prestó su imagen a compañías como Gillette, Pepsi, Samsung, Lays y un largo etcétera. Una cifra nada desdeñable. Según goal.com su patrimonio estimado es de entre 230 y 265 millones, una cantidad que se vio mermada después de los 53 millones que abonó a Hacienda en 2014.

NEGOCIOS FUERA DEL CAMPO

Como el fútbol no dura para siempre, Messi y su familia llevan años diversificando sus inversiones para procurarse una fuente de ingresos alternativa. La tienda de zapatos que su mujer Antonella Roccuzzo acaba de abrir con Sofía Baldi, la esposa de Suárez, es el último ejemplo, pero los negocios de Messi van mucho más allá: empresas de promoción inmobiliaria, bodegas de vinos, restaurantes, un poco de todo.

Messi y su esposa Antonella durante la inauguración de la tienda / EFE/Alejandro García
Messi y su esposa Antonella durante la inauguración de la tienda / EFE/Alejandro García

El más reciente es el restaurante Bellavista del Jardín del Norte, en la calle Enric Granados, que abrió a bombo y platillo el pasado julio. Messi se asoció con los hermanos Juan Carlos, Borja y Pedro Iglesias (que han colaborado con Ferran Adrià para abrir numerosos restaurantes en Barcelona como el Tickets o el Niño Viejo) en un negocio que ha costado 2,5 millones y que ahora mismo es uno de los restaurantes preferidos de los jugadores del Barça, como no podría ser otra manera.

Otro de sus negocios del crack argentino está en el sector inmobiliario. El holding Limecu España 2010, que agrupa varias empresas, registró pérdidas de dos millones de euros en 2014, según datos del Registro Mercantil. Una de las compañías que cuelgan del holding es Leo Messi Management, que se encarga de asesorar al astro en materia de patrocinios y publicidad y que en 2014 tuvo una cifra de negocios de 4,3 millones de euros, ocho veces más que el año anterior. La segunda empresa es Edificio Rostower, que gestiona un edificio de oficinas en la calle Comte Urgell y que tiene un patrimonio de unos 18 millones de euros.

INVERSIONES EN ARGENTINA

Messi siempre ha sido una persona muy apegada a su tierra natal a pesar de haber vivido en España desde que tenía 13 años. Además de varios proyectos solidarios, el argentino compró en 2010 el edificio Aqualina en Rosario, una torre de 125 metros de altura y 40 pisos de lujo con vistas al río Paraná. Cada piso está valorado entre 450.000 y 540.000 euros. Otra de sus inversiones es el complejo residencial Azahares, en la orilla del Paraná, que está valorado en unos 20 millones de euros y cuenta con más de 100 hectáreas de terreno, además de pistas de tenis, campos de fútbol y un club para socios.

Vista del restaurante Bellavista del Jardín del Norte, en la calle Enric Granados / BJN
Vista del restaurante Bellavista del Jardín del Norte, en la calle Enric Granados / BJN

Siguiendo los pasos de Iniesta, Messi también ha metido la nariz en el mundo de la enología y en colaboración con la conocida bodega argentina Valentín Bianchi de Mendoza ha creado una línea de vinos llamada “Leo, esencia creadora”, cuyas botellas se venden en Argentina, Brasil y Barcelona por precios que van de los 75 a los 160 euros aproximadamente.

NO TODO ES DINERO

Además de amasar dinero, Messi también tiempo para hacer obras benéficas a través de la Fundación Leo Messi. Una de sus últimas acciones ha sido anunciar la construcción del hospital especializado en cáncer infantil más grande Europa, que se ubicará en Barcelona. El proyecto, que ha sido impulsado por el Hospital Sant Joan de Déu, se dedicará a la investigación y al tratamiento de pacientes y cuenta con el apoyo de la Fundación FC Barcelona y el IESE Business School.