El plan de rodalies de Rajoy es inasumible e inviable”, ha afirmado taxativamente el presidente de la Cambra de Comerç de Barcelona, Miquel Valls, durante una rueda de prensa en la que ha arremetido contra el Gobierno central por “no disponer ni de dinero ni de papeles” para llevar a cabo las mejoras en infraestructuras anunciadas. Concretamente, Valls considera que los presupuestos de inversión en este ámbito “no son creíbles” puesto que los objetivos de reducción de déficit condicionarán la inyección económica prevista.

Además, el presidente de la Cambra cree que los plazos de ejecución tampoco “son realistas” dadas las dificultades añadidas de la tramitación administrativa de los expedientes y la gestión de contratos. En consecuencia, “las expectativas creadas de modernización generarán inevitablemente frustración”, ha rematado Valls .

Si bien la prioridad del Gobierno central en este ámbito son los ferrocarriles, que reciben 2.542 millones de euros, de los cuales 1.800 se destinan a Rodalies, lo que Valls "echa de menos" es que desde la administración se defina el modelo de gestión y explotación de esta misma red, lo que considera imprescindible para "sacar adelante el proyecto".

Desde la Cambra han reprochado al Ministerio de Fomento que aún no haya presentado un proyecto “con una visión de conjunto del futuro de la red y de los servicios” y ha instado a  la administración a revisar los procedimientos de contratación del sector público, que, a su parecer, “consumen muchos recursos y tiempo sin ofrecer resultados de gestión eficientes”.

La Cambra de Comerç presenta su valoración sobre el plan de Rodalies / A.V.

MEJOR COORDINACIÓN ENTRE ADMINISTRACIONES

Valls recrimina también el papel del Gobierno catalán, ya que considera ni la Generalitat de Catalunya ni el Ministerio de Fomento “hayan explicado conjuntamente cuál es el modelo de gestión de la red de Rodalies ni cómo debe funcionar para que sea eficiente”. A su parecer, esto implica que no existe un plan concreto y coordinado entre las administraciones y, sin acordar cuál será la foto final, “difícilmente pasaremos de la lista de actuaciones puntuales a tener un plan estratégico para la red de Rodalies”.  

Ante escenario de falta de capacidad de inversión en infraestructuras por parte de las instituciones, la Cambra considera que "se debe fomentar la colaboración entre el sector público y privado" mediante esquemas de pago por disponibilidad y uso como una opción para acceder a recursos extrapresupuestarios.

Además, la corporación ha instado a una mejor coordinación entre las diferentes administraciones a nivel ejecutivo para definir los diferentes proyectos que pretenden llevar a cabo, así como a la revisión de la contratación del sector público ante los últimos fiascos en la construcción de infraestructuras en Catalnunya.