El Tribunal del Contencioso Administrativo de Barcelona ha condenado a Gas Natural a abonar al Ayuntamiento más de 13 millones de euros equivalentes al Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras (ICO) de la Central Térmica de Ciclo Combinado en el Puerto de Barcelona.

El caso se remonta a 2011, cuando el consistorio inició inspecciones para la regularización del ICO por esta obra y, de la documentación portada, resultó un coste inicial de 444.828.212€ .

La empresa constructora alegó entonces que el coste de ejecución total había sido muy inferior y que, como el contrato se había firmado bajo la modalidad de “llave en mano”, no disponían de facturas o certificaciones para acreditar el importe exacto. Esta documentación, según la empresa constructora, obraría en poder de los contratistas, algunos de ellos con sede social en el extranjero, y los subcontratistas.

Una vez resueltas las alegaciones a finales de noviembre de 2012 y deducidas las partidas que no deberían formas parte del coste de ejecución, se practicó la liquidación por un importe de 13.783.250,22€. 

Ahora, esta sentencia desestima el recurso formulado por Gas Natural y le obliga a abonar este impuesto de carácter local.