Primero, crear empleo. Y, luego, revisar los salarios. Esta es la receta de la patronal Foment del Treball para apuntalar la recuperación económica, que en Catalunya ya encadena 14 trimestres de crecimiento, pero que todavía no ha logrado acabar con el enorme paro registrado después de la crisis. Un día después de que el Ayuntamiento alertara de que un tercio de los barceloneses es como máximo mileurista y con los agentes sociales en medio de las negociaciones para cerrar convenios colectivos clave, Foment ha pedido un nuevo esfuerzo a los sindicatos.

“En una situación de recuperación económica hay que ser incluso más generoso que en una situación de crisis”, ha explicado el director de Economía de Foment del Treball, Salvador Guillermo, durante la presentación del Informe de Coyuntura Económica que la patronal realiza cada trimestre. “Ha habido momentos en los que los sindicatos han sido muy sensibles a la moderación salarial y ha sido un elemento fundamental para la creación de puestos de trabajo”. En el último año el número de desempleados se ha reducido un 10,8% en Barcelona, igual que en Catalunya. 

NO ES MOMENTO DE AFLOJAR

A pesar de la mejoría generalizada, la tasa de paro todavía ronda el 13% y Foment considera que la creación de empleo tiene que seguir siendo la prioridad. “Preocupa la sensación de que ya está todo hecho y no es así”, ha advertido el presidente de la Comisión de Economía y Fiscalidad, Valentí Pich. Por su parte, Guillermo ha recordado que la “recuperación económica se asienta más en la creación de empleo que en el incremento de los salarios”, ya que el impacto sobre el consumo interno es mayor cuando se crean nuevos sueldos que cuando se aumentan los que ya existen. 

Aún así, desde Foment no quieren interceder en las conversaciones abiertas entre la CEOE, Fepyme y los sindicatos y han evitado “poner ninguna cifra” en el incremento salarial se está negociando. Sí han recordado que, según experiencias anteriores, “en situaciones de inflación baja, las cláusulas de revisión salarial no tienen sentido” y han vuelto a vincular los incrementos salariales a la mejora de la productividad. “El aumento de los salarios por encima de la productividad puede suponer un freno para la creación de empleo”, ha señalado el directo de Economía de la patronal.

RECUPERAR LA CLÁUSULA

La posición de Foment y de la CEOE es diametralmente opuesta a la que sostienen los sindicatos mayoritarios, que quieren recuperar esta figura. Tanto UGT como CCOO ya anunciaron a finales de julio que “sin cláusula de revisión no habrá acuerdo”. Se trata de un mecanismo de corrección que protege a los trabajadores en el que caso de que la inflación real sea mayor que la prevista, en cuyo caso los salarios deben aumentar en la misma proporción para garantizar su poder adquisitivo. 

Guillermo asegura que con un Banco Central Europeo centrado exclusivamente en la estabilidad de precios, “la inflación no se disparará nunca”. La moderación del IPC en los últimos meses, que podría cerrar el año con una tasa alrededor del 1%, va en la línea de lo previsto. “Las cláusulas de revisión son relevantes en el caso de grandes variaciones de la inflación” o en economías con un elevado grado de incertidumbre, algo que no ocurre en el caso de Catalunya o España. “Las previsiones suelen ser fiables y no es lo mismo una tasa del 1,7% de lugar del 1,8% previsto, que un 40% en lugar de un 30%”.