CaixaBank ha invertido 75 millones de euros en la sustitución de todos los ordenadores de sus oficinas y gestores por 33.000 tabletas. La entidad culminará este mes de julio la instalación de tabletas móviles inteligentes SmartPC en toda su red comercial, convirtiéndose en el primer banco de España dotado de una infraestructura tecnológica cien por cien móvil para atender a sus clientes, según destaca en un comunicado.

CaixaBank inició el despegue del proyecto SmartPC en el año 2015, empezando por los gestores de empresa, de banca privada, de negocios y banca 'premier', y ahora las tabletas han llegado a todas las oficinas. Gracias a la implantación de esta tecnología, el 77 % de la operativa comercial de las sucursales está plenamente digitalizada y el 97 % de la documentación se firma digitalmente.

La inversión de 75 millones se ha destinado tanto a la adquisición del hardware (tabletas, impresoras multifuncionales, lectores de cheques o escáneres) como al proceso de instalación y desarrollo de un software propio. Como complemento a esta equipación móvil, los gestores comerciales de CaixaBank disponen de teléfonos inteligentes con aplicaciones propias para ayudar en la planificación de la gestión y la atención al cliente. En total, son más de 25.000 los terminales móviles inteligentes que la entidad ha destinado a su plantilla.