Ya está disponible en Barcelona el nuevo sistema de 'motosharing' que comercia la empresa Outo, que ofrece motocicletas de alquiler a partir de 0,15 euros el minuto. Como otros servicios similares, el vehículo se desbloquea con el smartphone, dentro del baúl se encuentran las llaves y dos cascos.

Por el mismo precio que un billete sencillo de metro, 2,25 euros, dispones de 15 minutos de alquiler de moto, ha señalado el manager de producto de la compañía, Alejandro Martín, a Metrópoli Abierta. Según sus palabras, pretenden competir con el transporte público tradicional.

Su apuesta es 100% ecológica, así que Martín asegura que “al Ayuntamiento le encanta porque no contaminamos” y que pretenden competir con el transporte público como alternativa más cómoda y rápida. Por el momento deberán competir con los otros servicios de motosharing que existen en la ciudad y que comercian eCooltra, Motit y Yugo.

“Barcelona es una ciudad de motos”, ha destacado Martín, quien apunta que toda la tecnología que utilizan sus motos es propia, por lo que “no dependemos de nadie” y eso, unido a una alianza con los fabricantes españoles de motocicletas eléctricas les permite, señala, ofrecer un precio reducido.

A diferencia de su competencia, Outo está operativo las 24 horas del día los 365 días del año. Actualmente cuentan con 35 vehículos operativos y pretenden ofrecer 50 a finales de julio. También ofrecen diversos modelos ve motocicleta.

“La idea nace de que hace falta un servicio más ecológico, eficiente, tecnológico e innovador para el transporte diario de personas”, ha asegurado el Manager de producto de Outo. Barcelona es la primera ciudad donde se instalan, pero ya tienen previsto llegar a Madrid a finales de año y a otras ciudades españolas en 2018.

Para utilizar el servicio, los usuarios han de registrarse a través de la página web de la compañía, disponer de un carnet de ciclomotor o equivalente y utilizar un smartphone. Una vez registrado, a través de la web puedes buscar dónde se encuentra la motocicleta más cercana. Basta pulsar sobre el icono de la moto que se quiera reservar, y se dispone de 15 minutos para llegar hasta la misma. Se desbloquea con el propio móvil y utilizarla el tiempo necesario.