Las obras de rehabilitación de la casa Vicens, la primera obra arquitectónica de Antoni Gaudi, ya han concluido y la casa ya está lista para su apertura al público. Tras 130 años como residencia privada, la casa diseñada por el genial arquitecto podrá ser visitada a partir del próximo 16 de noviembre. Está ubicada en la Calle de les Carolines, 20-26, en el barrio de Gracia.

Más de dos años ha estado la casa en obras para intentar recuperar al aspecto que tenía originalmente, cuando en 1885 el corredor de bolsa Manel Vicens la pudo estrenar como casa de verano para su familia.

La obra de Gaudí, un diseño innovador y rompedor en el final del siglo XIX, ha sido considerada como una de las primeras grandes obras del modernismo.

MORABANC ADQUIRIÓ LA PROPIEDAD

La obra, que pasó a ser propiedad de la familia Jover en 1899, sufrió a lo largo del siglo XX algunas modificaciones y, entre otras cosas, perdió buen parte del jardín, terreno sobre el que se construyeron edificios de viviendas.

En el año 2014, la entidad bancaria andorrana Morabanc adquirió la propiedad e inició la rehabilitación para incluir la casa en la ruta modernista de la ciudad y abrirla para que los visitantes puedan disfrutar de una obra que actualmente está catalogada como Patrimonio Mundial.

Las entradas ya se pueden adquirir en la web de la Casa Vicens, aunque hay que tener en cuenta que el aforo diario se ha limitado a 550 visitantes como máximo. El recorrido guiado por la vivienda dura aproximadamente 90 minutos. También está previsto organizar actos culturales y muestras temporales.