El primer teniente y alcalde accidental de Barcelona, Gerardo Pisarello, ha lanzado este martes un guiño al sector privado para que contribuya a “transformar la ciudad” en un lugar más próspero, creativo y saludable. “Queremos contar con el sector empresarial”, ha dicho durante la conferencia 'Estrategia 2025. Hagamos Barcelona, ganemos el futuro' que ha pronunciado en el Col·legi d'Economistes ante un auditorio lleno de empresarios, economistas y agentes sociales.

Pisarello ha asegurado que el Gobierno municipal necesita a todo el mundo para afrontar retos como la digitalización de la sociedad o la consolidación de la economía circular. “Sindicatos, académicos, empresas grandes, empresas pequeñas. Tenemos que aprender de las lecciones de la crisis. Hemos dicho muchas veces 'Sí se puede', hoy digo 'Sí se puede', pero siempre que vosotros también estéis ahí". También ha pedido “repensar de forma creativa la colaboración público-privada” para incorporar a más actores.

ECONOMÍA GLOCAL

Barcelona afronta muchos retos. Unos compartidos, como las desigualdades, la pérdida de calidad del aire y la gentrificación, y otros específicos, como el aumento de la esperanza de vida y los nuevos modelos de familia. “Estamos en un entorno complejo y los fenómenos de ámbito global tienen un gran impacto en las ciudades”, que no tienen las competencias necesarias para combatirlos. Aún así, “Barcelona es una ciudad que está bastante bien a pesar de las dificultades”.

Pisarello ha defendido la gestión económica del Gobierno municipal y ha hecho varios guiños a los empresarios / AJUNTAMENT DE BARCELONA
Pisarello ha defendido la gestión económica del Gobierno municipal y ha hecho varios guiños a los empresarios / AJT. DE BARCELONA

Pisarello ha recordado que el PIB de la ciudad creció un 3,4% en 2016, que este año se han registrado las cifras de ocupación más altas desde 2009 y que la creación de empresas ha alcanzado los niveles precrisis. “Todo esto no pasa a pesar del Gobierno actual”, como muchos critican, “sino con y también” gracias él, ha puntualizado. “Es posible apostar por un modelo económico redistributivo y a la vez expansivo”.

En esta línea, ha anunciado que Barcelona Activa invertirá 50 millones de euros hasta final de mandato para apoyar la economía innovadora. El paquete de ayuda incluye medidas para reactivar la economía, impulsar la economía digital y verde y desarrollar la economía local. Será una inversión “con sentido estratégico y con una función orientadora para las empresas”, que el año pasado aumentaron un 60% las consultas a la organización.

PROYECTO DE CIUDAD

El primer teniente de alcalde ha defendido que el proyecto de ciudad “para la próxima década debe ser lo menos doctrinario posible. Los retos que tenemos no son de partido, sino de ciudad, y cualquier partido debería planteárselos más allá del color político”. Para Pisarello, Barcelona quiere ser una ciudad abierta, que reciba talento y atraiga inversión, y a la vez próxima, capaz de crear una economía local que resista los vaivenes y a los cambios de la globalización.

“Heredamos una ciudad donde se han hecho cosas que han funcionado”, pero muchas otras no han cumplido con las expectativas, por lo que apuesta por un “proyecto reformista y de cambio”. Ha citado en varias ocasiones el legado de Pascual Maragall, uno de los grandes impulsores de la Barcelona metropolitana y cuyo proyecto quieren retomar y hacer suyo. “Los grandes retos que tenemos como ciudad solo se pueden enfocar en clave metropolitana” y ha apostado por buscar acuerdos y políticas comunes con el resto de municipios para proyectos de movilidad o vivienda.

MOVILIDAD SOSTENIBLE Y GRANDES EMPRESAS

Precisamente la transición hacia una movilidad más sostenible es una de las grandes tareas pendientes que el Ayuntamiento no puede encarar sin las empresas. “Son proyectos públicos que también deben poder hacerse con el sector privado”, ha asegurado. “Eso lo hemos aprendido rápido. En Barcelona también tienes que colaborar con las grandes empresas y conseguir que se impliquen  en proyectos estratégicos para la ciudad”. Y ha puesto como ejemplo a Seat, puntera en movilidad inteligente y con muchas ideas a la que piensan tener en cuenta, igual que al resto de multinacionales.