Hombre de nacionalidad española, soltero, con estudios de ESO o inferior y con progenitores que tienen estudios de segundo grado. Ese es el principal perfil de los jóvenes que ni estudian ni trabajan, los denominados ninis, de capital catalana. Pero hay más.

El estudio Jóvenes con necesidades de inserción educativa o laboral ha constatado que la exclusión del sistema educativo y laboral afecta  más a los hombres que a las mujeres, especialmente entre personas con edades comprendidas entre los 20 y los 24 años.

SITUACIÓN DE VULNERABILIDAD

El informe, encargado por el Ayuntamiento de Barcelona y elaborado por el Observatorio  de la FP de la Fundación BCN Formación Profesional, señala que en la capital catalana hay 17.038 ninis, el 13,2%. Un porcentaje que se sitúa por debajo de la media catalana y estatal (15%) pero que continúa por encima de la europea, que ronda el 12%.

A raíz del estudio, el consistorio ha reconocido la falta de acompañamiento personalizado por parte de instituciones y administración en las etapas de transición al mundo laboral. Un acompañamiento clave para los jóvenes, especialmente los que viven en una situación de vulnerabilidad. Y es que según el informe publicado este martes, el entorno familiar es más que determinante.

FAMILIAS EN PARO

Un dato destacable es que en el 69,4% de los hogares de los ninis barceloneses, hay una persona en el paro. De este porcentaje, a su vez, en uno de cada cinco casos todos los miembros del núcleo familiar no tienen trabajo.

Más datos: de los 17.038, el 3,9% tienen estudios postobligatorios y el 7,4% cuentan en su currículum educativo con estudios de la ESO o inferiores. Pero a parte de estos números, los significativo del estudio es que el 4,5% de los jóvenes con edades entre los 16 y los 24 años han afirmado que no tienen previsto seguir estudiando y que tampoco tienen ninguna voluntad en buscar un empleo. El porqué se resume en tres casuísticas: tienen un expediente de regulación de empleo, no saben a dónde dirigirse para buscar un trabajo o esperan respuesta a una solicitud.

Por distritos, el informe -con datos de 2015- señala que los de Sants-Montjuïc, Ciutat Vella, Sant Andreu, Nou Barris y alguna área de Sant Martí concentran la mayor parte de ninis.

Captura de pantalla 2017 07 11 a las 13.34.38
Mapa de la distribución de ninis en los diferentes distritos

MEJORA RESPECTO A 2001

Echando la vista atrás, el Ayuntamiento de Barcelona ha señalado que los últimos datos constatan la caída de ninis en la última década recuperando los niveles de ocupación desde 2001 hasta 2016. El 86,4% de los jóvenes en la capital catalana ahora están estudiando o trabajando. Entre 2001 y el año pasado, el nivel de jóvenes que estudian ha crecido en 20 puntos.

La teniente de alcalde de Derechos Sociales, Laia Ortiz, ha presentado las conclusiones de un informe que a su juicio, "tiene que hacer ver a las distintas administraciones qué cosas no estamos haciendo bien en el acompañamiento a estos jóvenes".

Ortiz también ha explicado que desde el Ayuntamiento de Barcelona se ha querido “profundizar en el análisis de su situación para saber qué tenemos que cambiar en nuestro sistema educativo y cómo desde el consistorio tenemos que hacer cambios para encontrar el ritmo de los jóvenes que tienen mucha complejidad vital, y cuáles son las herramientas que hay que añadir. Por eso hemos encargado el estudio". Y con él, la administración local seguirá trabajando para que los ninis sean una consecuencia de una crisis económica superada.