Los homenajes en recuerdo del popular Miguel Ángel Blanco se han sucedido este miércoles en toda España, incluida Barcelona. El concejal de Ermua fue asesinado por la banda terrorista ETA hace 20 años y por ello, a las puertas del consistorio, se han reunido representantes de todos los grupos municipales excepto uno: la CUP.

La decisión de la formación liderada por María José Lecha ha sido criticada por formaciones como el propio Partido Popular. “En su día, Batasuna no condenaba los atentados y ahora la CUP no asiste a los homenajes en recuerdo a las víctimas del terrorismo”, ha sostenido el presidente del grupo municipal Alberto Fernández, informa Crónica Global.

A su vez, Fernández Díaz ha recordado que los concejales ausentes son los mismos que en 2015 realizaron en sede municipal “un acto de apología del terrorismo al reclamar la liberación de Arnaldo Otegi”.