El grupo municipal de CUP-Capgirem considera excesivo que el cartel de las fiestas de la Mercè 2017 que ha diseñado Javier Mariscal haya costado a Barcelona 14.520 euros. La concejala Maria Rovira ha denunciado que "en la situación de emergencia y desigualdad" que vive la ciudad el cartel de Javier Mariscal tenga un coste de más de 14.000 euros para el Instituto de Cultura de Barcelona (ICUB), lo que ha considerado "un disparate, demencial y un ataque al conjunto de vecinos de la ciudad".

Cada año el ICUB encarga a un artista de reconocido prestigio la imagen que conformará la campaña de comunicación y publicidad de las fiestas de la Mercè porque considera que no dispone de los medios personales y técnicos para la realización de estos trabajos. Este año, en que se conmemora el 25 aniversario de los Juegos Olímpicos de Barcelona, el encargo fue para Javier Mariscal, creador de Cobi, la mascota de esos juegos. Cuando a principios de verano se hizo público el cartel, la CUP manifestó su rechazo a la obra al considerar que simbolizaba todo lo que no les gustaba de Barcelona y ya pidió explicaciones.

¿CHICA DE BARRIO?

Luciendo placas solares a modo de gafas, simbolizando el compromiso de la ciudad con el medioambiente, y ataviada con una joya de reciclaje, la joven del cartel de la Mercè “representa lo que es Barcelona, pero también lo que puede llegar a ser”, ha recordado el padre de Cobi, cuya imagen en miniatura también es la portada del programa de fiestas. Sin embargo, el cartel ya ha tenido contrapropuestas desde distintos ámbitos sociales.