Oriol Junqueras, actual presidente de ERC, ha pedido a Alfred Bosch, líder de la formación independentista en el Ayuntamiento de Barcelona, que intensifique su presión a Ada Colau, alcaldesa de la capital catalana.

El vicepresidente de la Generalitat y las bases de ERC, según ha podido saber Metrópoli Abierta, se muestran muy críticos con la gestión de Bosch en el consistorio durante los dos primeros años de mandato de Colau. Denuncian que ha practicado una oposición muy tibia y condescendiente.

En los últimos meses, las bases de ERC han presionado a la dirección del partido para que Bosch empezara a marcar perfil. Antiguos dirigentes de la formación republicana, por su parte, creen que Bosch vive de réditos del pasado. El talante excéntrico del político barcelonés no gusta en un amplio sector de ERC.

LA INVESTIDURA

Las bases del partido no entienden que Bosch apoyara la investidura de Colau porque la actual alcaldesa nunca se ha significado a favor de la independencia de Cataluña.

La presión de la cúpula de ERC explica que, recientemente, el partido republicano rechazara el proyecto de Colau y su gobierno de crear un tanatorio público con seis salas.

Este jueves (18 de mayo), Bosch también se ha desmarcado de la alcaldesa al manifestar, públicamente, que “ahora no apoyaríamos la investidura de Colau”. “De la ilusión del primer momento, que casi veíamos y olíamos el cambio, hemos pasado a la decepción. De ahí la ruptura”, ha recalcado el líder de ERC en el Ayuntamiento de Barcelona. 

Bosch se ha mostrado especialmente crítico con la rescisión de las obras de los túneles de Glòries. “Siendo una obra licitada en el anterior mandato, ya iba bien desmerecerla, sobre todo teniendo en cuenta que una de las empresas estaba implicada en la trama del 3%”, de presunta financiación irregular de CDC.

TURISMO, HUELGA DEL METRO Y ‘TOP MANTA’

El máximo responsable del partido independentista, asimismo, ha censurado la críticas del gobierno de Colau al turismo, su gestión en la huelga del metro y su permisividad con el ‘top manta’. En cambio, ha aplaudido el traslado de la Modelo, la llegada del metro a la Zona Franca y la lucha del consistorio contra los pisos turísticos ilegales.

Junqueras ya ha dado un toque a Bosch. El vicepresidente de la Generalitat quiere una oposición mucho más activa y en la dirección del partido ya estudian si Bosch sería el mejor candidato en las próximas elecciones municipales o si se decantarán por un perfil diferente.