El PDeCAT ha repartido en Barcelona 50.000 ejemplares del primer número de su publicación ‘El Run Run!’, un rotativo crítico con las políticas que el gobierno municipal de la alcaldesa Ada Colau está llevando a cabo.

Los ejemplares han sido repartidos por un centenar de voluntarios del partido político, aunque también han estado presentes Joaquim Form, portavoz de la formación política en el ayuntamiento barcelonés, y la concejala Merce Homs.

El titular más destacado de la portada es ‘Suspendida’, la nota que el PDeCat le da a la alcaldesa, junto a un gran subtítulo que reza: “Colau es una broma para los ricos, una pesadilla para las clases medias y un castigo para los más desfavorecidos”.

Joaquim Form y El Run Run / Twitter

Además, en la misma portada se puede leer la frase ‘el diario que el Ayuntamiento no quiere que leas’. También destaca en portada dos asuntos, como el aumento del precio del alquiler y el aumento de la inseguridad y de las actitudes incívicas.

24 CHAPUZAS

‘El Run Run!’está editado en color, y tiene de 8 páginas en las que resume el trabajo del equipo de gobierno en el ayuntamiento de Barcelona, sobre el que se muestra muy crítico. Cuestiona la labor llevada a cabo en materia de vivienda, critica la superilla del Poble Nou, el tranvía por la Diagonal, tema al que dedica el póster central con los datos de un estudio de la UB en la que cuestiona su viabilidad con el título ‘El engaño del tranvía”, el precio de las guarderías, la permisividad con los okupas y el ‘top manta’.

También hace un repaso de lo que considera ‘24 chapuzas en 24 meses’, entra las que destaca la colocación de la estatua de Franco en el Born, la polémica del túnel de las Glòries, que permanezca abierto el CIE o que los responsables del equipo municipal vayan en coche oficial, etc.

Otra de las acusaciones que se le hace a la alcaldesa es que, después de criticar el enchufismo de anteriores gobiernos municipales, haya colocado a su pareja, nombrándole responsable de Relaciones Políticas e Institucionales de BComú.

El portavoz de PDeCAT en el ayuntamiento, Joaquim Forn, ha asegurado que el gobierno municipal “ya no puede culpar a anteriores gobiernos de lo que pasa en la ciudad tras dos años de gobierno. Lo que tienen que hacer es explicar las cosas que no funcionan y dejar de reír las gracias de la alcaldesa”, además de defender la publicación ya que considera que “no faltan motivos para hacerla”.