La consulta a la militancia sobre el referéndum independentista ha evidenciado la fractura en el partido de la alcaldesa Ada Colau. Tras tres días de votación, el 59,39% de 'comuns' ha decido que su formación debe apoyar el referéndum suspendido por el Tribunal Constitucional, por un 40,61% de la militancia que lo ha hecho en contra, constatando la división interna en Catalunya en Comú.

La portavoz del partido, Elisenda Alamany, ha anunciado este viernes los resultados y ha llamado a participar en la "movilización legítima" del 1 de octubre en la que los catalanes "no pueden doblegarse" ante la "ola represiva" del PP. Los 'comuns' incluso harán campaña para movilizar al "80% de los catalanes" favorables al derecho a decidir.

Eso sí, realizarán una campaña propia y no participarán en los actos oficiales programados por los independentistas. Tampoco se han decantado ni por el 'sí' ni por el 'no' dadas las diferentes sensibilidades dentro del universo de los 'comuns'.

El referéndum del 1 de octubre, según ha reconocido Alamany, "no tendrá la normalidad democrática que desearíamos", pero ha defendido esta llamada a la participación frente a la "estrategia del miedo" del Gobierno de Mariano Rajoy, que "se escuda tras los tribunales y las querellas".

CRÍTICAS AL PSC

La portavoz de los 'comunes', por otro lado, se ha mostrado muy crítica con el PSOE y con el PSC, y ha instado a los socialistas catalanes "a romper su silencio de una vez por todas" para denunciar las "agresión flagrante" del PP a las instituciones catalanas: "Como partido progresista, no se pueden permitir estar callados ni un minuto más", ha opinado.

En la consulta interna de Catalunya en Comú han participado 3.458 personas, un 44% de la militancia. Un total de 2.053 personas han votado a favor de llamar a la movilización el próximo 1 de octubre y 1.404 en contra. Constatada la división en el partido, Alamany ha asegurado que se respetará la pluralidad del partido y de los que no se sienten interpelados a secundar el 1-O.