El PP en el Ayuntamiento de Barcelona ha pedido retirar el "DNI" o carnet de vecindad con el que el gobierno de la alcaldesa Ada Colau pretende acreditar el arraigo en Barcelona de personas en situación irregular y evitar así que sean internadas en el Centro de Internamiento de Extranjeros, según el presidente del PP en el consistorio, Alberto Fernández.

Fernández considera que este documento es un "fraude de ley". Y ha añadido: "Pretende regularizar a personas en situación irregular saltándose la normativa de concesión de arraigo del padrón municipal que requiere conocer los medios de vida del inmigrante, su inserción social, los programas de inserción laboral que haya realizado en entidades públicas o privadas, así como la presentación de la acreditación de la vivienda en la que reside".

SALTARSE LA NORMATIVA

Según el edil popular, Colau, con este "carnet de vecindad", pretende "no solo saltarse la propia normativa de arraigo municipal, sino también la que regula los requisitos de los internos del CIE con la única voluntad política de cerrarlo" y ha añadido que "es lamentable que la propia alcaldesa se salte la normativa legal para ayudar a estas personas a burlar la ley".

Fernández ha reclamado retirar este proyecto y redactar un nuevo documento de vecindad ajustado a la normativa sobre arraigo y padrón, y afirma que el proyecto pretende "influir en decisiones judiciales para impedir el ingreso de inmigrantes irregulares en el CIE, o su expulsión del país".