El presidente del grupo del PP en el Ayuntamiento de Barcelona, Alberto Fernández Díaz, ha denunciado que la pregonera de las fiestas de la Mercè, la filósofa Marina Garcés "puso al mismo nivel a las víctimas del atentado y a sus verdugos yihadistas, además de defender la independencia y el movimiento okupa", tal como ha recogido Europa Press. Además, Alberto Fernández ha reclamado a la alcaldesa Ada Colau que pida perdón a Barcelona por escoger para el pregón de las fiestas barcelonesas a "una pregonera de la CUP y antisistema".

El edil popular ha considerado que se escogió dicha pregonera "para congraciarse con el independentismo", en referencia a los lazos de los comuns y la CUP. En su pregón, Marina Garcés dijo que durante estas fiestas de la Mercè, "todos llevaremos en nosotros una ausencia igualmente dolorosa: la de las personas que no volverán nunca más en Barcelona ni en sus fiestas, no porque no quieran, sino porque el 17 de agosto perdieron la vida en la Rambla, en la Diagonal y el paseo de Cambrils. Y junto con ellos, también, la de unos jóvenes de Ripoll que tampoco estarán y sobre los que siempre tendremos la duda de si realmente querían morir matando, como hicieron".

Marina Garcés inaugura la Mercè con una oda a la Barcelona a “la que no le gusta el poder” / Ajuntament de Barcelona

A GARCÉS NO LA REPRESENTAN

En su pregón la filósofa trasladó su pensamiento crítico a la ciudad de Barcelona. “El municipalismo no es ganar elecciones ni gestionar un Ayuntamiento”, recordó, del mismo modo que “una ciudad no es un juguete ni el proyecto de sus políticos y empresarios”. Por eso, aunque algunos de sus amigos y compañeros hayan dado el paso a la política, Garcés se hizo suyo el lema del 15-M para decir que, a ella, no la representan.

La filósofa también fue especialmente incisiva con el declive de la cultura en Barcelona que, a su parecer, han logrado convertir en un producto de consumo más. “No necesitamos ser un Manhattan mediterráneo”, ha expresado, “ni encontrar en un parque temático todas las culturas del mundo”, ha apostillado en referencia a las pretensiones de un Fòrum que ahora solo alberga macroconciertos.