El PDeCAT ha intensificado la búsqueda de un candidato para las elecciones municipales de 2019. En la formación nacionalista se contemplan varias opciones para relevar a Xavier Trias y el nombre mediático que barajan en la calle Provença es una figura muy popular: Pilar Rahola.

Retirada de la política, Rahola se deja querer. Asegura, en círculos privados, que no tiene intención de regresar al Ayuntamiento, pero también admite que estaría dispuesta a hacer un favor a la causa.

Rahola, según explica Crónica Global, es una persona del entorno de confianza de Artur Mas, quien avalaría su candidatura en el PDeCAT para intentar arrebatar la alcaldía a Ada Colau. En la nueva dirección del partido, sin embargo, suscita muchas dudas por su carácter imprevisible.

LA CARRERA POR LA SUCESIÓN

El debate por la sucesión de Trias ha empezado a intensificarse en el PDeCAT y la quiniela de futuribles no cesa. Joaquim Forn, a priori, era el mejor situado hace unos meses, ya que contaba con el beneplácito del ex alcalde. Desde la dirección del partido, sin embargo, no lo ven como un candidato ganador.

Otro nombre que está ganando enteros es Mercè Homs, que contaría con el apoyo de las bases, pero suscita dudas por ser todavía una cara desconocida para el electorado. También se está barajando el nombre de Santi Vila, aunque él apunta más alto y aspira a suceder a Carles Puigdemont al frente de la Generalitat.