El líder del Partido Popular en el Ayuntamiento de Barcelona, Alberto Fernández Díaz, ha reclamado a la alcaldesa Ada Colau que "entre las políticas de acogida de la ciudad, ofrezca prioridad a aquellos refugiados cristianos que huyen de la barbarie de la guerra y del integrismo islámico". Tras los atentados en dos Iglesias cristianas en Egipto, Fernández Díaz ha pedido este lunes en rueda de prensa "priorizar la acogida de aquellos refugiados cristianos que son perseguidos por sus creencias religiosas", para que Barcelona sea un referente de la libertad religiosa.

Para el líder municipal, de la misma forma que el pasado febrero la alcaldesa Colau anunció que dentro de las políticas de acogida se priorizaría a "aquellos refugiados que huyen de sus países de origen por su condición sexual, gay o de otra orientación sexual, también se debe priorizar la acogida de aquellos refugiados cristianos que son perseguidos por sus creencias religiosas".

Alberto Fernández Díaz ya entró el pasado 24 de marzo una pregunta al ejecutivo que rezaba lo siguiente: “¿Tiene previsto el Gobierno Municipal promover medidas con tal de proteger y favorecer de forma prioritaria a los cristianos, en la acogida en Barcelona que han huido de su lugar de origen perseguidos por su creencia religiosa y de la guerra?” [sic].