El regidor de la CUP en el Ayuntamiento de Barcelona Josep Garganté ha cumplido su promesa. Tal y como anunció nada más ser elegido, abandonará su cargo como regidor en el ecuador de la legislatura.

A finales de mes dejará su silla en el Ayuntamiento no sin antes asistir  a su último pleno municipal el próximo 26 de mayo. A pesar de abandonar la Casa Gran, el hasta ahora político de la CUP seguirá como militante del partido y miembro del Consejo de Administración de TMB.

Junto a Garganté, también dejarán sus cargos diversos consejeros de distritos y miembros del Secretariado Municipal del partido, puestos que se renovará a principios de junio. Por todo, la formación política ha detallado en un comunicado que ya ha iniciado un proceso de relevo de cargos.

En el mismo comunicado de la CUP, el partido ha recordado que, tras ser elegido, Garganté ya anunció su intención de simultanear su papel como concejal con su empleo habitual de conductor de autobús a tiempo parcial y que limitaría su cargo a media legislatura.

ALTERCADO CON UN MOSSO

A finales de mayo del año pasado, Garganté compartió a través de su cuenta en Twitter un vídeo en el que se mostraba a un Mosso d'Esquadra propinándole un golpe con la porra durante una concentración por el Banc Expropiat de Gràcia. El regidor de la CUP, que también publicó una imagen en la que mostraba el moratón, acudió a un centro hospitalario donde pidió un informe médico para posteriormente denunciar los hechos.

Agresión al Concejal de la CUP Josep Gaganté from Antigonia, nexo informativo on Vimeo.