Más de 10 días después, el ataque al autobús turístico todavía colea. Lo que los miembros de Arran calificaron de "acción simbólica", en el consistorio ha desatado una guerra política sin precedentes. Por primera vez en la historia democrática del Ayuntamiento de Barcelona se ha convocado una Comisión Extraordinaria de Presidencia, Derechos de Ciudadanía, Participación y Seguridad y Prevención en plena temporada estival.

Sin embargo, la maniobra del PP y el grupo Demòcrata (los convocantes) solo ha servido para hacer constar en acta municipal los mismos discursos que ya habían expresado los partidos ante los micrófonos. ¿Todos? No. La CUP – Capgirem Barcelona se ha ausentado y ha tildado la comisión de "teatro criminalizador". De hecho, los anticapitalistas ya justificaron y defendieron el ataque al bus turístico del pasado jueves 27 de julio, perpetrado por sus mismas juventudes.

¿COLAU ALIMENTA LA "TURISMOFOBIA"?

Mientras que el regidor de Turismo, Agustí Colom, se ha limitado ha explicar los hechos, condenar el ataque y defender la labor del ejecutivo en materia turística; PP, el grupo Demòcrata y C's han acusado a la alcaldesa Ada Colau de alimentar el discurso de la 'turismofobia'. "Quien siembra vientos recoge tempestades", le ha espetado el presidente del grupo municipal del Partido Popular, Alberto Fernández Díaz, a Colom. En opinión del popular, el discurso "turismofóbico" está dando lugar a la "turismo borroka". Una relación de ideas que Fernández Díaz incluso ha llegado a vincular con los orígenes de Batasuna.

Desde el grupo Demòcrata, Raimond Blasi ha acusado a Ada Colau de ser “cómplice de unas acciones ejecutadas por terceros" y de "trabajar para situar al turismo como problema número uno entre la ciudadanía". “Detrás de las pancartas del Poblenou estaban ustedes", les ha mentado. Un mensaje envenenado que posteriormente ha recogido Colom para recordarle uno de los motivos por el cual la ciudadanía decidió votar a los 'comuns': el estallido del conflicto de los pisos turísticos en la Barceloneta. "Fuimos nosotros quienes encaramos lo que era un clamor en la ciudad", le ha replicado Colom.

COLOM DEJA EN EVIDENCIA A MEJÍAS

Relacionar formaciones políticas para cargar contra decisiones ejecutivas es algo común en política, pero hoy Ciutadans ha decidido ir un paso más allá. Después de hacer un refrito de recortes de prensa, la líder de C's, Carina Mejías, ha acusado al Gobierno municipal de "encubrir" a la CUP. En su opinión, la formación anticapitalista se ha encargado de hacer "el trabajo sucio" a los 'comuns', mientras estos se han dedicado a "alimentar el discurso de la turismofobia". Una vinculación política a la que Colom ha salido al paso pidiendo a Mejías que rectificase (no lo ha hecho) y recordándole que él nunca le ha "reprochado" su pasado en el PP.

Desde ERC, Alfred Bosch ha condenado "enérgicamente" y ha rechazado "cualquier ataque, venga de donde venga". Además, ha lamentado la ausencia de los cupaires, a quienes ha pedido que diesen la cara, “si no es que se avergüenzan". "El incivismo no se puede combatir con incivismo; como el gamberrismo no se puede combatir con más gamberrismo", les ha recordado Bosch.

Carina Mejías (C's) y Alberto Fernández Díaz (PP), en la comisión / DGM

EL CONFLICTO DEL AEROPUERTO, EN CONTRA DEL PP

La serie de reproches republicanos no han sido más que el preludio de la de-construcción del discurso del PP. En opinión de Bosch, "tiene narices que sean ustedes [los populares]" quienes hablen de 'turismofobia' cuando "han provocado el caos en el aeropuerto de Barcelona". Tal como ha reprochado el republicano a Alberto Fernández Díaz, el Gobierno de España podría haber pedido a la Unión Europea la exención del control de los pasaportes (como ya han hecho 12 países) y no lo ha hecho.

Según ha considerado Bosch, el caos en el aeropuerto se ha agravado todavía más como consecuencia de los “concursos a saldo” licitados a “empresas que no son de seguridad”, en referencia al conflcito laboral de Eulen. "Sus encapuchados son ministros y cargos públicos que se esconden", le ha ensartado al líder popular tras pedir el cese del Secretario de Infraestructuras, Julio Gómez-Pomar, y el del ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, "por kale borroka en el aeropuerto de Barcelona".

PREGUNTAS SIN RESPUESTA

Si bien Agustí Colom ha explicado que TMB presentó denuncia el lunes de la semana pasada, el regidor no ha explicado el motivo por el cuál el conductor del autobús puso la primera denuncia en la comisaría en solitario el día siguiente al ataque. Sin embargo, lo que sí que ha asegurado el regidor es que el Ayuntamiento de Barcelona se personará en el proceso judicial.