No habrá paz para las terrazas irregulares. Así lo ha hecho saber este lunes el alcalde accidental, Jaume Collboni, a Xavier Trias, quien le había pedido una tregua en la aplicación de la normativa. Las negociaciones continuarán, aunque no se descarta que la Guàrdia Urbana vuelva a actuar como ya lo hizo en el carrer de Mandri. Si bienTrias preferiría evitar que se repitieran escenas similares a las de la semana pasada, Collboni no ha asegurado nada. El Gobierno municipal continúa comprometido con hacer cumplir la norma redactada por el gobierno del mismo Trias y aprobada junto al PP.

UN ACUERDO SALOMÓNICO

La normativa de terrazas vigente comporta la supresión de miles de mesas, coyuntura que ha sido denunciada reiteradamente por el Gremio de Restauración de Barcelona y que también ha levantado numerosas críticas entre los grupos políticos municipales. Sin embargo, el acuerdo salomónico comporta compatibilizar el uso del espacio público vecinal con la explotación económica de los agentes privados.

Ante esta circunstancia, Collboni mantiene su agenda de reuniones con los grupos políticos y los colectivos implicados para acercar posiciones en la redacción de la nueva normativa de terrazas. Encuentros que, como el de este lunes con Xavier Trias, buscan acercar posiciones, aunque el clima en el que se desarrollen no será el preferido para el principal partido de la oposición. Tal como ha señalado Trias, “si estamos negociando y estamos hablando, no tiene ningún sentido que se apliquen cosas como se aplicaron el otro día en el carrer de Mandri”.

Una petición que “recoge” y “entiende” el alcalde accidental, pero sobre la que “se ha de tener en cuenta que nosotros tenemos que aplicar la normativa porqué está vigente”. De hecho, Collboni ha querido destacar sobre todo la necesidad de hacer cumplir los horarios nocturnos y el respeto al descanso de los vecinos a lo largo de la temporada estival. Sobre la posibilidad que se repitan actuaciones como la del carrer de Mandri, el teniente de alcalde no ha cerrado la puerta: “No nos hace ninguna gracia tener que tomar decisiones que sean drásticas, pero cuando se toman decisiones es porque las normas han sido incumplidas”.

ERC Y SINDICATOS ENTRAN AL DEBATE

Respecto al anuncio de ERC y los acuerdos a los que ha llegado la formación con el Gremio, Collboni ha celebrado “mucho” que el partido independentista “se haya añadido a un cierto consenso”. Tal como han comunicado los republicanos, entre los acuerdos de mínimos se encuentra garantizar la convivencia con los vecinos y las condiciones laborales de los trabajadores. Un último punto que seguramente tomará relevancia en las próximas semanas, ya que Comisiones Obreras (CCOO) también ha reclamado tener en cuenta este factor de cara a la redacción de la norma.

A pesar de la transcendencia que puedan tener las reuniones entre los agentes implicados (políticos, económicos y vecinales), hoy Collboni y Trias han insistido en preservar la confidencialidad respecto al contenido de las conversaciones. Por lo menos, ambos han expresado buena sintonía, aunque el líder de la oposición ya ha avanzado que no apoyará “ninguna modificación de la ordenanza que sea en contra del Gremio”.