El Ayuntamiento de Barcelona ha anunciado que la Autoritat Catalana de Protecció de Dades (APDCat) ha archivado la denuncia presentada por diversos sindicatos y el PP contra el consistorio por el fichero de datos personales sensibles de la Unidad de Deontología y Asuntos Internos de la Guardia Urbana (Udai).

De esta manera, Protecció de Dades ha dado la razón al gobierno de Colau ante la denuncia presentada por el Sindicato de Agentes de la Policía Local, el PP, CC.OO. y el SAP-PL, al considerar que "no se observa vulneración de la legislación de protección de datos de carácter personal de los agentes".

La APDCat ha resuelto la inscripción del fichero en el registro de Protección de Datos de Catalunya, paso previo para su entrada en funcionamiento. También ha manifestado que resulta "congruente" que la Udai trate con este tipo de datos sensibles en el marco de determinadas investigaciones, y el Ayuntamiento ha observado que este tipo de ficheros son habituales en los cuerpos policiales para esclarecer posibles infracciones disciplinarias o penales.

El fichero, que recoge datos sensibles -como la religión, orientación sexual, filiación sindical y origen racial- para investigaciones, tiene la "voluntad de reforzar las garantías y la seguridad jurídica" del trato de los datos de carácter personal, según el Ayuntamiento. Los sindicatos, en cambio, denunciaron en su momento que "atenta contra derechos básicos".

El pasado mes de abril la Comisión de Presidencia, Derechos de Ciudadanía, Participación y Seguridad y Prevención acordaron aplazar la entrada en vigor del fichero hasta que se dispusiera de la resolución por parte de la APDCat.