Podemos ha echado un capote político al modelo turístico de la alcaldesa Ada Colau. El secretario de Organización de la formación, Pablo Echenique, ha considerado que mientras el anterior gobierno de CiU “sumió el turismo de Barcelona en un caos”, la actual edil de Barcelona en Comú trabaja para poner orden en la industria.

Desde Toledo, Echenique ha señalado que el Consistorio "ha puesto coto" a los pisos ilegales bajo la premisa de que una actividad que supone el 13% del PIB de la ciudad. Por ello, entiende la industria turística es "importante" y que se tiene que cuidar, pero de forma "sostenible", lo que pasa por ordenarlo de manera que "no perjudique en exceso" la vida de los vecinos.

NUEVAS NORMAS

Además, este miércoles, la regidora de Ciutat Vella, Gala Pin, anunciaba una nueva medida que pretende pacificar las calles de la ciudad. El Ayuntamiento ha decidido endurecer la norma actual que regula los segways y demás vehículos eléctricos de alquiler tan populares entre los turistas con el fin de descongestionar las calles de vehículos de movilidad personal.

Echenique también ha indicado que "no es adecuado" comparar lo que está ocurriendo en Barcelona o Mallorca con ETA: "Creo que eso no es de recibo, pero ya estamos acostumbrados a que el Partido Popular y su muleta naranja hagan política con todo y llamen ETA a prácticamente todo", ha indicado.