La Rambla de Barcelona se llenó de vida el día siguiente de los atentados. La céntrica calle de la ciudad no dejó que el miedo paralizara su día a día y eso, en palabras del teniente de alcalde Jaume Collboni, fue la prueba de que la capital catalana quería volver a la normalidad. La misma que se ha registrado más allá de la Rambla, de donde ya se han retirado los homenajes espontáneos que la ciudadanía depositó en memoria de las víctimas.

Collboni ha destacado este martes en rueda de prensa tras reunirse con agentes económicos y sindicatos que Barcelona ha registrado cero cancelaciones tras los atentados yihadistas. “Ni en hoteles, ni firas ni eventos…”, todo ha mantenido una asombrosa y extremada normalidad. Tal es así que según los primeros datos facilitados por el Gremi d’Hotelers, las ocupaciones se han mantenido en el 85% “como estaba previsto en el mes de agosto”, puntualizaba. Pero a la vez que facilitaba los datos, pedía prudencia.

VALORACIÓN OPTIMISTA

El Ayuntamiento prevé realizar tres informes para valorar el impacto de los atentados en el turismo de la ciudad. El primer se presentará en los próximo 30 días, el segundo en 60 días y el tercero, en 90 días. La idea, como ha explicado Collboni es que “con estos datos contrastados y en frío, se puedan tomar las decisiones que sean necesarias”.

Reunión entre el Ayuntamiento y agentes económicos de la ciudad / M.S.
Reunión entre el Ayuntamiento y agentes económicos de la ciudad / M.S.

El optimismo ha reunido en un encuentro al que han acudido diferentes agentes económicos que ven en la normalidad de los primeros días tras los ataques terroristas la tónica que seguirá en los próximos días y meses. Una situación muy diferente a la que se ha vivido en ciudades como París donde, como ha reconocido Collboni, sí se produjeron cancelaciones tras los atentados vividos en sus calles. Pero para no basarse en impresiones, el teniente de alcalde ha puntualizado que se comparará la evolución de la capital catalana con otras urbes atacadas por el yihadismo.

Preguntado por las promociones que han anunciado compañías como Rayair para mantener el nivel de ventas de billetes de avión con destino Barcelona, Collboni ha respondido con un “me gustaría verlo” y ha negado que desde el sector hotelero se haya reducido los precios. “No queremos especular, queremos dar cifras contrastadas y rigurosas”, ha puntualizado.