El portavoz del PSC en el Ayuntamiento de Barcelona, Jaume Collboni, ha criticado duramente la decisión del Barcelona en Comú de romper el pacto de gobierno y ha culpado directamente a la alcaldesa, Ada Colau, de la rotura del pacto y de haberse rendido a las tesis de los independentistas.

“Ada Colau es la primera gobernante que no defiende su gobierno ante sus bases y creo que ha estado más pendiente de lo que opinan los independentistas que de lo que quieren los ciudadanos. Esta ruptura es un error histórico”, ha asegurado Collboni en una rueda de prensa en la que ha valorado la decisión de BComú de romper el pacto de gobierno tras una consulta entre sus bases.

El teniente de alcalde del Ayuntamiento se ha mostrado muy duro con la forma en que BComú ha llevado todo este proceso: “No entiendo por qué se convoca la consulta en un momento en que los ciudadanos han valorado muy positivamente el pacto y cuando incluso la alcaldesa y algunos de sus más próximos lo habían defendido. Y tampoco entiendo que se hiciera una pregunta claramente dirigida. Pero aún es más incomprensible el silencio que ha mantenido”.

Además, ha pedido a la alcaldesa que diga públicamente qué votó en la consulta: “Me gustaría que dijera qué voto en la consulta sobre su propio gobierno.Y, además, ahora los ciudadanos necesitan saber hacia dónde quiere llevar la ciudad y con qué acuerdos quiere hacerlo”, al tiempo que ha asegurado que el PSC hará oposición seria y responsable y no ha descartado la posibilidad de alcanzar pactos puntuales con el equipo de gobierno.

Collboni ha afirmado que el PSC pasa a la oposición, pero que será una oposición leal “con nuestros compromisos electorales. Haremos una oposición constructiva y respondables”, aunque ha asegurado que “no hemos decidido si votaremos a favor de los presupuestos”, aunque el PSC ha formado parte del gobierno que los ha elaborado.

ALEGRIA DE LA OPOSICIÓN

Para Collboni, lo que demuestra que la decisión de la alcaldesa es un tremento error la da el hecho de que “mientras hay gente dentro de Barcelona en Comú que se ha mostrado muy crítica con la decisión de Colau, como Rabell y Coscubiela, los que se han alegrado han sido los independentistas del PDeCAT y de ERC, que han estado torpedeando el pacto en los dos últimos meses. Ellos están mucho más contentos que los de Barcelona en Comú”.

Además, el aún teniente de alcalde, "lo seré hasta que Colau lo quiera",  ha querido lanzar un guiño al 45 % de los 'comunes' que han votado mantener el pacto: “Les estoy muy agradecido, ya que han votado mantener el pacto con una doble idea: poner por encima de todo las políticas sociales y mantener al Ayuntamiento al margen de algunos debates”.

Preguntado por si ve posibles pactos entre la alcaldesa y los partidos independentistas, Collboni ha dicho: “No lo sé, pero creo que Colau acaba de decir que Esquerra ha engañado a los catalanes y del PDeCAT que es un partido con una corrupción sistémica. Por eso creo que es difícil que pueda llegar a acuerdos con ellos”.

MALA IMAGEN

Además, el líder del PSC en al Ayuntamiento se ha mostrado muy preocupado por la imagen que se ha dado el mundo en unos momentos como los actuales y por las repercusiones que esta ruptura puede tener en los sectores económicos. “Es importante que la institución tenga fiabilidad y estabilidad. Pero ahora tenemos un gobierno roto y débil. Hay proyectos importantes que ahora están en riesgo, sobre todo por el mensaje que se ha enviado a los actores económicos. Mi preocupación ha sido siempre estar con la gente del mundo económico, que toman decisiones muy importantes para la ciudad y los ciudadanos. Todo esto puede suponer más paro. Es evidente que lo que ha pasado introduce más incertezas”.

Collboni ha defendido que “el pacto nació hace año y medio con el objetivo de poner a Barcelona como prioridad y salvarla del conflicto nacional, priorizando un eje de izquierdas. Por eso hemos defendido el pacto, porque era lo más coherente con nuestro compromiso con los barceloneses que votaron un cambio desde la izquierda”.