Carrera de obstáculos la del regidor de Derechos de la Ciudadanía, Jaume Asens, para que se incluya finalmente a CDC en la acusación del Consorci del Palau de la Música. Este miércoles es el último día para presentar las conclusiones definitivas al tribunal, trámite que ahora piden suspender desde el Ayuntamiento de Barcelona, ya que consideran que las posturas en el seno del Consorci del Palau pueden haber cambiado en las últimas horas.

SIN LAS COSAS CLARAS

Según ha asegurado Asens, el representante del Estado le ha comunicado que no sabía de la transcendencia de la votación a la que faltó el pasado viernes, y en la que la Generalitat de Catalunya impuso su criterio: no acusar a CDC del desfalco del Palau de la Música por las supuestas mordidas en obra pública. Además, el consistorio también pide que que se contemple al Palau como “víctima”, de manera que así pueda cobrar los 6,6 millones de euros en los que se cuantifican los daños y perjuicios soportados. De lo contrario, esta cantidad la ingresarían las arcas del Estado en lugar de la institución catalana.

Asens cree que las posiciones de los integrantes del seno del Consorci pueden haber variado en las últimas horas, tras sus últimos posicionamientos. Según parece, el Estado puede estar de acuerdo con acusar a CDC (o por lo menos ceder los ingresos por daños y perjuicios al Palau). Por la otra parte, ERC podría romper con la línea marcada por el PdeCAT en la Generalitat. “El Govern está confundiendo los intereses de partido y los está poniendo por encima de los intereses del país”, ha sopesado el regidor.

“Estamos convencidos que hay mucha gente honrada, militantes y políticos del PdeCAT que quieren dejar atrás una determinada etapa”, ha señalado Asens, en referencia a lo que supone el pasado de CDC. El regidor es consciente de la dificultad que le puede suponer al partido nacionalista auto-inculpar su pasado, a que “es como acusar a tu padre”. Sin embargo, ha confesado haber recibido peticiones desde las filas del PdeCAT“para que tirase adelante nuestra iniciativa”.

NUEVA REUNIÓN EN EL CONSORCI

Esta misma tarde del miércoles, la alcaldesa Ada Colau ha convocado una reunión extraordinaria en el Consorci del Palau para volver a someter la cuestión a votación. Por este motivo, y como el resultado no estará claro hasta que se celebre el encuentro, el Ayuntamiento pedirá al abogado del Consorci que solicite la suspensión de la entrega de las conclusiones en el juicio del Cas Palau. Que el abogado proceda o no proceda, sin embargo, compete a su decisión. Y, además, en última instancia es el juez quien debe determinar si está justificada dicha suspensión o no.

“Queremos ver si ERC asume como propia la decisión del Gobierno” ha señalado el edil, en referencia a la postura del PdeCAT. “Si la asume como propia, nos plantearemos la convocatoria de la reunión”, ha confesado. Por lo tanto, ahora la pelota está en el tejado de ERC (y en lo que determine el juez).